Halloween en Alcoceber

La celebración de Halloween cada vez gana más adeptos en España, gente deseosa de vestirse y maquillarse para disfrutar de una noche diferente.

PLANEANDO LA ESCAPADA

Una excelente oferta nos llevó, junto a un numerosísimo grupo de amigos, a pasar el puente de todos los Santos a un hotel de Alcoceber.

El hotel era el Gran Hotel Las Fuentes de cuatro estrellas, siendo el plan ofertado de Pensión Completa, excepto las bebidas.

En definitiva, una propuesta de lo más atractiva, a la que por el precio y por la compañía con la que íbamos no estábamos dispuestos a renunciar.

EL HOTEL

UBICACIÓN

La ubicación del hotel es excelente. Está en primera línea de playa, junto al paseo, lo que te permite disfrutar de unas maravillosas vistas, además de poder pasear tranquilamente con los niños por los alrededores. Nosotros, al tener pensión completa, pasamos la mayor parte del tiempo en el hotel. Sin embargo, si os apetece salir hay bastantes sitios donde se puede comer fuera, supermercados, etc., a los que puedes acceder sin tener que mover el coche.

APARCAMIENTO

El hotel tiene la opción de un parking de pago por 12 euros al día. El parking es insuficiente para todos los huéspedes alojados, por lo que poder usarlo o no, dependerá de lo lleno que esté el hotel. En la parte externa hay muchas zonas para poder aparcar. En otoño, cuando fuimos nosotros no tuvimos ningún problema para aparcar fuera, pero en verano puede resultar complicado, siendo la opción del parking, bastante interesante, dada la cercanía del lugar con respecto a la playa.

LAS INSTALACIONES

Las instalaciones del hotel eran óptimas y perfectas para pasar un fin de semana como hicimos nosotros. De todas formas, quizás en verano, si el hotel se llena mucho, las piscinas puedan quedarse un poco pequeñas, aunque la cercanía de la playa me hace intuir que no se quedará toda la gente del hotel en ellas. Un pequeño cine para los niños, un spa para adultos, etc., son algunas de las instalaciones que ofrecía el hotel y que nosotros no utilizamos.

AMBIENTACIÓN

La ambientación sería la parte que más destacaría del hotel. Desde el hall, hasta el comedor, salas, etc., todas tenían una ambientación que te trasladaba a la Fiesta que se celebraba. Un cementario en la zona exterior, un tunel del terror, telas de araña, etc., eran elementos que junto a la vestimenta de los trabajadores del hotel, hacían imposible olvidar que se trataba de un fin de semana de Halloween.

 

LAS COLAS

Fue quizás la parte más negativa del fin de semana. Largas colas para hacer el check in, para poder entrar al comedor, acceder a las actividades, etc. El personal del que disponía el hotel era a todas luces insuficiente para atender la cantidad de personal que allí había, lo que provocaba las quejas generalizadas de algunos de los huéspedes del hotel, a las que trataban de hacer frente como podían los pobres empleados, que ya bastante tenían con dar servicio a los clientes.

LAS ACTIVIDADES

La primera de las actividades propuestas durante nuestro viaje era un taller de juegos para niños, que daba comienzo a las 17:00. Llegamos al final de la cola y desde allí fuimos testigos de las discusiones que tenían los que estaban al principio, pues según indicaban los monitores, el aforo estaba completo y no se podía dar cabida a más niños. Imaginaos el cabreo de todos aquellos allí presentes, al no ser avisados de que había un límite de niños por actividad.

Esto fue la tónica general en el resto de actividades, como el taller de manualidades al que accedimos al día siguiente. Entré al taller con un niño de 6 años y otro de 3 (los menores de 4 debían de ir acompañados). Allí dentro, en una mesa larga se agolpaban niños con folios, lápices y ceras de colores. Duramos allí 5 minutos. Esperábamos más de un «taller de manualidades». Nosotros no dejamos a los niños en un sitio a modo de guardería. Si los dejamos es para que aprendan o al menos se lo pasen igual o mejor que cuando están con nosotros y eso allí no estaba sucediendo.

Del resto de actividades, destacar una ghymkana de juegos que se hizo por la noche. Como todo el fin de semana, las colas acompañaron a la actividad y los niños pacientemente iban esperando para realizar un conjunto de 6 pruebas individuales (tiro con dardos, encontrar un vampiro entre diferentes folios, etc.). Al final, según su puntuación eran recompensados con diploma, medalla, mochila o gorra.

Una de las actividades estrella era el pasaje del terror. De nuevo el aforo era limitado. El pasaje comenzaba a las 21;30. A nosotros nos dieron hora a las 00:30 y eso que fuimos al acabar el desayuno a pedir turno (debías solicitarlo en recepción). Dentro de las posibilidades del hotel, creo que fue una actividad divertida, aunque más para adultos que para niños pequeños. Los nuestros optaron por no entrar, aunque cuando había un grupo de niños dentro, los «monstruos» se quitaban en ocasiones la careta para que los niños se dieran cuenta de que eran personas reales.

Bailes, concursos, etc., eran otras de las actividades propuestas. Nosotros, dado que éramos un grupo muy numeroso, optamos por montar nuestras propias actividades haciendo un «Truco y trato» por nuestras habitaciones, partidos de fútbol, carreras de coches (las encontramos en el paseo), etc.

También había actividades para adultos, como tiro con arco, a las que nosotros no fuimos., porque tampoco nos llamaban demasiado la atención.

Por la noche, se hacían los concursos de disfraces de niños y adultos mezclados con música en directo. Creo que para los niños sería más divertido montar una especie de discomóvil, con luces de discoteca y música pinchada. Los niños hubieran bailado un poco más, sobre todo si hubiera habido algún animador allí.

EL BUFFET

No soy demasiado amante de los restaurantes tipo buffet libre. En lo que respecta a este hotel, destacaría un muy buen buffet para el desayuno, con todo tipo de bebida, bollería, fiambre, fruta, tortillas, bacon, etc.

En lo que respecta a la comida y cena fue a días, mejor los primeros que el último. Destacar que había algunos tipos de carne o pescado que hacían al momento. Los postres, a excepción de la fruta, poco atractivos con exceso de tartas prefabricadas.

Como he dicho al principio, no sería el tipo de comida que elegiría para un fin de semana, pero al menos en lo personal, cumplió las expectativas.

EL PERSONAL DEL HOTEL

Desbordados. Aún así, su trabajo fue excelente y de buena gana intentaban dar servicio a todo lo demandado. Para estos fines de semana, donde se sabe de antemano que va a haber mucha gente, se debería de contratar más personal para que la gente no acabara enfadada. Creo que somenter a gente a largas colas para entrar en el comedor, que no se puedan realizar las actividades que se ofrecen en las hojas, etc., no es una buena carta de presentación para un hotel de 4 estrellas.

LAS INCOHERENCIAS

Una de las cosas que suelen hacer en los restaurantes tipo buffet es aplicar altos precios a las bebidas. Aquí no fue una excepción. Una coca cola por ejemplo valía 2,80 o una botella de agua 2.50. Sin embargo, una vez salías del comedor, si querías tomarte un combinado (ginebra, ron, whisky, etc.) o un cocktail, el precio era 2×1 (6,20 euros los dos). Lo curioso es que te lo tenías que tomar al instante. Pedías uno y te daban dos y tenía que ser de lo mismo. No podías cambiar ni el refresco.

Por otro lado, por ejemplo, una botella de agua pequeña fuera del buffet costaba 1,70 euros. Sin embargo, si te ibas al spa del mismo hotel podías adquirir una de 1,5 litros por solo 1 euro. ¿Alguien lo entiende?

¿VOLVERÍA O LO RECOMENDARÍA?

Mi opinión viene muy condicionada por el hecho de que fuimos un grupo de 9 parejas con sus respetivos hijos y todos lo pasamos bomba, hasta el punto de que los niños ya nos estén pidiendo volver. A mi no me gusta mucho repetir destino, por lo que optaría por repetir experiencia junto al grupo en un hotel diferente.

Si tuviéreramos que volver solos con nuestra familia, no creo que lo hiciéramos, pues como digo las mejores experiencias y momentos vinieron por el simple hecho de estar juntos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.