Teruel

Dinopolis Teruel

Ideas para un viaje inolvidable a Teruel con niños: pesca, dinosaurios, minas, animales, naturaleza y muchas cosas para la diversión de los más  pequeños.

(Puente de todos los Santos con niño de 3 años y bebé de 7 meses)

Dinopolis Teruel
Dinópolis (Teruel)

 Planeando la escapada

Teníamos ganas de evadirnos unos días de la rutina, aprovechando el puente de todos los Santos. Sin embargo, la mayoría de ofertas que encontrábamos estaban asociadas a fiestas de Halloween y nuestros hijos eran demasiado pequeños para disfrutarlas, por lo que temíamos que pudiera resultar contraproducente el meternos en un hotel ambientado en este tipo de festividad.

Por este motivo, buscamos un lugar relativamente cercano con alojamiento barato, en el que nuestro hijo mayor pudiera desarrollar actividades divertidas. Al final, pensamos en desplazarnos a diferentes puntos de la provincia de Teruel, quedándonos un viaje de lo más interesante.

Alojamiento

Pensamos en viajar demasiado tarde, por lo que no quedaban muchos establecimientos libres para el puente. Por esta razón, en función de las actividades, elegimos dos hoteles, uno en Villarluengo (Hostal de la Trucha) y otro en Teruel (Spa Hotel Ciudad de Teruel), y un apartamento en Camarena de la Sierra (Apartamentos turísticos Rosario) , de los que hablaré en los próximos apartados.

Desplazamiento

En vehículo propio.

Día 1   Valencia-Villarluengo (2 horas y 54 minutos)

            Aunque la idea inicial era salir pronto y realizar alguna actividad por el camino para que el viaje se hiciera más corto, la celebración de la festividad de Halloween en el colegio del niño mayor, nos hizo retrasar la salida.

Por este motivo llegamos al Hostal la Trucha, ubicado a unos 5 kilómetros de Villarluengo sobre las 20’00. El Hostal es de buena calidad. Cuenta con parking gratuito para los clientes. A la entrada, está la recepción, junto a la cafetería donde se sirven los desayunos. Hay también un espacio con sillones y una zona de juegos con futbolín y billar.

Hostal de la Trucha (Villarluengo)
Hostal de la Trucha (Villarluengo)

Las habitaciones están en las plantas inferiores, contando con una zona común entre ellas muy amplia, con sillones y mesas. Nos resultó muy útil porque pudimos aprovechar para relajarnos unos minutos mientras los niños dormían en la habitación que teníamos al lado. Los dormitorios estaban muy limpios y eran bastante amplios.

El hotel puede reservarse por cualquier portal típico de internet o bien hacerlo desde la misma web del hotel, con opción de cancelación o sin ella. Nosotros reservamos a través de atrapalo.com, ya que nos incluía media pensión por un precio razonable. De todas formas, esta también puede contratarse una vez se llega al hotel. Cenar allí es la opción más recomendable, ya que alrededor del hostal no hay ningún lugar para poder hacerlo. Lo más cercano es Villarluengo, que está a cinco kilómetros de distancia, pero por la carretera con curvas y de noche se hace un poco pesado. El menú que nos ofrecían consistía en un primer, segundo plato y postre a elegir entre cuatro opciones diferentes. Cenamos muy bien.

Entre los servicios que ofrece el hotel hay una zona de juegos, wifi gratuito (muy importante ya que la cobertura es escasa, por no decir nula) y diferentes actividades que nosotros aprovechamos al día siguiente, y que representaron el verdadero motivo por el cual nos alojamos en este hotel.

Día 2: Villarluengo- Molinos- Escucha- Camarena de la Sierra

 Mañana: Actividades en el Hostal La Trucha.

Nos levantamos pronto, ya que a las 09:00 había programada una actividad de visita a una pequeña granja que hay junto al hotel para recoger los huevos de las gallinas. En nuestra visita, nos enseñaron unos conejos, ocas y patos, hasta que llegamos a la parte de las gallinas. Una vez allí, entramos en el gallinero a recoger los huevos para que nuestro hijo cogiera” los que íbamos a tomar para desayunar”. Una actividad entretenida sin más, que no duró más de quince minutos.

Teruel con niños
Antes de desayunar
Teruel con niños
El gallinero

De ahí nos fuimos a desayunar a la cafetería del hotel. Había dispuesto un típico buffet libre sin excesos pero que cumplía con lo necesario para no quedarte con hambre. Los huevos recogidos se habían transformado en una sabrosa tortilla, lo que hizo muy feliz a nuestro hijo mayor.

Una vez terminado el desayuno, llegó la actividad de pesca, que se realiza en una piscifactoría cercana al hotel. La mayoría de participantes fue andando en un paseo de unos quince minutos. Nosotros, como íbamos a dejar el hotel, fuimos en coche ya que nos dijeron que el viaje se hacía en un par de minutos y había mucho sitio para aparcar. La actividad fue muy entretenida. Se trataba de una actividad de pesca y suelta de trucha. Una vez pescadas las truchas, las devolvíamos al agua. Nos dieron unas cañas con unos anzuelos preparados para hacer el menor daño posible a los peces. El cebo era una especie de tira de color rojo o amarillo que no hacía falta cambiar cada vez. Allí, nos explicaron cómo debíamos soltar las truchas una vez pescadas para no hacerles daño. Nos divertimos mucho, ya que evidentemente picaban con mucha mayor frecuencia que si vas a pescar a un río o al mar. Eso a los niños, que por lo general no tienen demasiada paciencia, les encanta.

Teruel con niños
Piscifactoría
Teruel con niños
Piscifactoría

Tras un par de horas de pesca, aprovechamos para practicar unos juegos en las mismas instalaciones, ya por nuestra cuenta. Había unas camas elásticas, un pequeño parque, una zona de tiro con arco y un mini golf. Todo a nuestra entera disposición. Pasamos también un rato divertido comprobando como nuestro hijo afinaba su destreza con el arco y las flechas y el palo de golf.

Teruel con niños
Mini golf
Teruel con niños
Minigolf
Teruel con niños
Columpios
Teruel con niños
Camas elásticas
Teruel con niños
Tiro con arco

 

Comida en Molinos: Llegamos a Molinos tras una hora de viaje. Íbamos con un poco de prisa porque teníamos programada la entrada a las Grutas de Cristal a las 16:00, así que sin buscar demasiado nos metimos en el primer bar que encontramos. Se llamaba el Fontanal. Es un bar que ofrece algunas tapas, bocadillos y platos combinados muy bien de precio y que si vas buscando comer algo rápido y barato es una buena opción.

Tarde: Grutas de Cristal

Las grutas de Cristal son unas cuevas que están todavía vivas, como así nos dijo el guía. Fueron descubiertas en 1961. Durante nuestra visita vimos dos galerías, la sala de los Cristales y la sala Marina pero según nos comentó el guía, los espeleólogos están trabajando para abrir dos más e incluso se está trabajando por la otra parte de la montaña, porque se piensa que toda ella, puede estar llena de diferentes grutas.

Teruel con niños
Grutas de cristal

La visita dura una hora aproximadamente y destacan evidentemente la gran cantidad de estalactitas y estalagmitas, las columnas que se forman con la unión de estas y me llamó mucho la atención una preciosa cascada que no recordaba haber visto en ninguna otra cueva.

Teruel con niños
Grutas de cristal

Durante algunas fases de la visita, se nos dejó en completa oscuridad para percibir la sensación de paz y tranquilidad que allí se respira. Una grabación, que habla en primera persona como si fuera la misma cueva, también nos ilustra sobre aspectos importantes en la formación de esta, y resulta atractivo para los niños.

Teruel con niñosCon la entrada de las grutas de Cristal se nos incluía una visita guiada a Molinos, que incluía tres museos. Había tres horas al día para realizarla, aunque nosotros no pudimos hacerla por falta de tiempo.

Para una información actualizada de precios y horarios os recomendamos la visita de la web, que está muy bien estructurada.

De Molinos nos fuimos a Escucha, en un trayecto que nos costó unos 30 minutos. Queríamos visitar el Museo Minero del que nos habían hablado muy bien. Valió la pena y se lo recomendaríamos a cualquier persona. Es conveniente reservar con antelación, sobre todo si vas en un puente como fuimos nosotros, ya que muchas de las horas del día estaban reservadas. El seguro solo cubre la entrada de 23 personas y son muy tajantes con este tema.

Teruel con niños
Museo Minero Escucha

Teruel con niños

Tras abonar las entradas que habíamos reservado nos dirigimos a la tienda donde nos equiparon con los elementos de protección individual de un minero, según marca la normativa. Nos pusimos un casco con una linterna y nos dirigimos hacia unos carros de transporte de personal que bajaban por una pronunciada pendiente de 36 grados de inclinación a muy baja velocidad. La bajada, sin más luz que la que alumbraban nuestros cascos fue bastante divertida. Ya abajo, bien dirigidos por la guía, observamos los diferentes materiales y herramientas que se utilizaban en cada época, mientras nos cruzábamos con diferentes muñecos que recreaban las labores que se hacían en el pasado e incluso actualmente en las minas.

En uno de los puntos hay un tajo de carbón abierto al público, que nos da una idea de cómo se puede extraer este tipo de mineral.

Teruel con niños
Entrada a la mina
Teruel con niños
Vagonetas mineras

Durante todo el trayecto hay luz en la mina, por lo que las linternas permanecen apagadas, excepto la subida y bajada y un pequeño tramo donde, más por interactuar que por necesidad, con las luces apagadas avanzamos con la luz de la linterna de nuestro casco. Esta es una de las partes más atractivas para los niños que jugaban a encender y apagar estas linternas ajenos a las detalladas explicaciones de la guía. En la parte final, la recreación de una explosión controlada, con ruido y luz que simula un fuego, es también bastante llamativa para los más pequeños, aunque a veces alguno se pueda llevar un pequeño susto por el estruendo.

En la parte externa de la mina hay un interesante parque infantil, así como unas zonas verdes para picnic y descanso, mesa de ping pong, pista de mini golf y un restaurante, además de una tienda de recuerdos. También fuera hay una exposición de maquinaria antigua de minería con paneles explicativos sobre el funcionamiento que esta tenía.

Museo minero Escucha
Parque infantil en el exterior

Una opción, si tienes más días por la zona es subir al tren minero de Utrillas. No se enciende todos los días, así que es conveniente cerciorarse con antelación sobre qué días lo hace. Durante la semana que nosotros viajábamos no tuvimos esa suerte, así que no puedo hablaros sobre él, pero debe ser una opción bastante interesante.

De ahí nos trasladamos a Camarena de la Sierra, donde dormiríamos dos noches. Como antes os comentamos, reservamos el viaje con poca antelación, por lo que no teníamos muchas opciones disponibles. Buscábamos un apartamento con un dormitorio y encontramos los apartamentos Rosario, que aunque un poco alejados de Teruel, se ajustaban en precio y características a lo que buscábamos. Nuestro apartamento estaba muy limpio y tenía todo lo necesario para tener una estancia agradable. Además, se podía aparcar por la calle en cualquier sitio y tenía un bar y un pequeño supermercado muy cercano para cualquier eventual necesidad.

Día 3: Dinopolis

Este día lo dedicamos por completo a la visita a Dinópolis. No vamos a explicar todos los espectáculos o atracciones que allí se puede uno encontrar, ya que para ello, nada mejor que visitar la propia web de este parque temático. Nuestra intención es mencionar aspectos generales o sensaciones en nuestra visita con nuestro hijo de tres años y nuestro bebé de 7 meses.

Teruel con niños
Dinopolis

A nuestra llegada nos encontramos con una enorme cola. Era día de puente y tuvimos que esperar un buen rato hasta poder entrar. Una buena opción para evitar hacer colas es comprar las entradas por internet. Nosotros no elegimos hacerlo ya que conseguimos un cupón del 50 % de descuento. Lo hicimos a través de la web familycheck donde encontramos un conjunto de talonarios que compramos por menos de 2euros (gastos de envío incluidos) y que entre otros descuentos, incluía descuentos de 50% de descuento para un máximo de 3 entradas a Dinópolis. Una vez dentro, hay menos de una decena de sitios aproximadamente a los que se puede acceder. Alguno de ellos como el simulador 4D, tenía una limitación de altura a 1’20 metros, por lo que fue el único al que no pudimos entrar.

Teruel con niños

Por lo demás, la pregunta básica de cualquier padre que quiera llevar a su hijo a Dinopolis con una edad como el nuestro es si será el momento adecuado o si las atracciones con dinosaurios provocarán miedo en los pequeños. Hay algunas de ellas, sobre todo “Viaje en el tiempo” o “El último minuto”, a las que se accede en una especie de tren y barca respectivamente, que se desarrollan en oscuridad y van apareciendo especies de dinosaurios. Nuestro hijo se pegó algún susto puntual, por los gritos de los dinosaurios o apariciones inesperadas, pero en ningún momento sintió miedo. También es verdad que iba concienciado de que eran muñecos grandes de juguete que hacían ruido.

Teruel con niños
Esqueletos de dinosaurio
Dinopolis
Dinosaurios

Por lo demás, disfrutó mucho en Sauriopark, la parte con atracciones de feria (2 tenían limitación máxima de altura a 1’20 y 1 de ellas limitación mínima a esta misma altura 1,20, por lo que solo pudo subir en las dos primeras, además de a un castillo hinchable).

Dinopolis
Sauriopark

La película en 3D también es siempre recomendable. Aunque el argumento de la misma no fue demasiado interesante, ver como los animales cobran vida en el espacio, siempre llama la atención de los más pequeños.

Teruel con niños

 

Una zona llamada Paleosenda también fue del agrado de nuestro hijo. Se trataba de un espacio de escalada a través de diferentes lugares, que finalizaba con un largo tobogán. A esta atracción solo podían subir mayores de 9 años por su dificultad, aunque los niños de menor edad podían subir acompañados de sus padres.

Noche en apartamentos Rosario (Camarena de la Sierra).

Día 4: Rubielos de Mora y Teruel

Mañana: Rubielos de Mora

Para la mañana de este día contactamos con la empresa Aventura Activa de Rubielos, con la intención de hacer un taller de iniciación con los caballos. Se llamaba Taller Mundo Caballos y consistía básicamente en aprender aspectos básicos de la vida del caballo, a cepillarlos, aprender cómo se colocaban la silla y los estribos, y dar un pequeño paseo por el bosque, realizando algunos ejercicios de equilibrio. También incluía un reportaje fotográfico, que a nosotros no nos hizo mucha falta, pues llevábamos una cámara para inmortalizar todos los momentos.

Rubielos de Mora
Taller con caballos

Lo más destacable de la actividad es que la realizamos en solitario, teniendo un monitor únicamente para un adulto y nuestro hijo, mientras uno de nosotros realizaba las pertinentes fotos y cuidaba del bebé.

Rubielos de Mora
Taller de caballos

Teruel con niños

Nuestro hijo lo pasó muy bien y la actividad valió mucho la pena. Nos informó de todas las posibilidades que ofrecen para gente que ya sabe montar y nos llamó mucho la atención. A ver si en un futuro podemos hacer alguna de ellas.

Teruel con niños

Comida en el Restaurante El Portal del Carmen (Rubielos de Mora)

Muy recomendable. Nos gustó mucho la comida aunque el precio fue bastante elevado. Destacar por encima de todo las Migas y el buen trato de los camareros.

Tarde: Llegada al Hotel Spa Hotel Ciudad de Teruel

Teruel con niños
Dinospa
Teruel con niños
Dinospa

Tras la comida nos dirigimos hacia Teruel. El viaje duró aproximadamente 45 minutos. Lo primero que nos llamó la atención a nuestra llegada al hotel fue la ubicación, en un polígono industrial, rodeado de fábricas de coches. La zona exterior cuenta con numerosos lugares para aparcar. Además, el hotel dispone de un parking privado propio por 9 euros la noche.

La reserva en este hotel se debía a que alberga un spa para niños, conocido como el Dinospa, que teníamos muchas ganas de visitar. A nuestra llegada al hotel, preguntamos por el mismo y nos comunicaron que la reserva se debía hacer desde la habitación. Nada más dejar las maletas, cogimos el teléfono para hacerla y nos dijeron que tenían un hueco a las 17:30 horas para nosotros, así que a una velocidad desmesurada nos pusimos los bañadores y nos bajamos al Dinospa. Os recomendamos que si vais a visitar el hotel, reservéis sitio en el Dinospa, por lo que pueda pasar.

Teruel con niños
Teruel con niños Teruel con niños

La entrada es por niño y todos pagan, incluso nuestro bebé de 7 meses. El precio por niño es de 10 euros y es igual para todos, te hospedes en el hotel o no. La única ventaja de alojarte en el hotel es que te dejan las toallas.

Teruel con niños

Teruel con niños

Teruel con niñosCon el pago de estos 10 euros tienes derecho a disfrutar de una hora y quince minutos de Dinospa, dejando 15 minutos de intervalo para la salida y entrada del siguiente turno que era a las 19:00.

Teruel con niños
Teruel con niños

El lugar en sí es una pasada, tiene una profundidad máxima de 40 cms., por lo que hay muy poco peligro incluso para los niños que no saben nadar, como el nuestro de 3 años, aunque obviamente siempre es necesaria la vigilancia de los padres. Los menores de 5 años tienen que entrar obligatoriamente con un adulto, mientras que los mayores de esta edad, pueden hacerlo solos. En algunos momentos hay un monitor dentro de la piscina, aunque no hay socorrista. El agua está a una temperatura muy agradable, ni muy fría ni muy caliente, destacan los toboganes, piscinas de bolas o chorros de agua, todos ellos rodeados por una decoración muy bonita que tiene a los dinosaurios como protagonistas. También, en algunos momentos suena música de Parque Jurásico, que te ayuda todavía más a ambientarte en el tema de los dinosaurios.

Teruel con niños Teruel con niños Teruel con niños

Además del atractivo Dinospa, el hotel cuenta con un interesante espacio de juegos y un Spa Cinema, donde se proyectan grandes éxitos de animación, para el gusto de los más pequeños. También cuenta con wifi gratuito.

Teruel con niños
Sala de juegos

Teruel con niños
Teruel con niños

Teruel con niños

Dada la ubicación en un polígono industrial, ofrece servicio gratuito de microbús al centro de Teruel. Nosotros, al ir con niños escogimos la opción fácil de cenar en el hotel. Había dos opciones, cenar en el restaurante a la carta o ir al buffet libre, por la cual nos decantamos nosotros. El precio de este era de 14 euros por persona, incluyendo vino y agua. Los niños menores de 5 años no pagaban. Era bastante completo y recomendable.

Día 5: Teruel- Albarracín- Valencia
Llegó el día de volver. Comenzamos desayunando. Podías elegir entre dos opciones: hacerlo en la cafetería a tu gusto, según el precio de la carta o hacerlo en el buffet libre, que valía 8 euros por persona. Los niños menores de 5 años no pagaban. Una vez más nos decantamos por el buffet que era bastante completo en líneas generales.

Tan bien se lo había pasado nuestro hijo mayor en el Dinospa el día anterior que decidimos volver a entrar en el turno de las 10:30, que era el primero del día. Una vez finalizamos nuestro baño y tras las duchas y recogida de maletas (el hotel nos permitió demorarnos en la salida, pues se quedaba prácticamente vacío tras la finalización del puente), nos dirigimos hacia Albarracín, donde comeríamos y pasaríamos la tarde.

Teruel con niños
Muralla de Albarracín

Comida en el Restaurante El Rincón del Chorro

Comimos muy bien. Es un local pequeño, pero todo lo que comimos nos encantó. Lugar muy recomendable, aunque todos los que íbamos viendo por el camino tenían una pinta excelente, por lo que creo que se debe comer bien en la mayoría de ellos.

Por la tarde, mientras reposábamos la comida, nos adentramos en el laberinto de calles estrechas, empinadas cuestas y vistas de la muralla que definen a este bonito pueblo de la provincia de Teruel. No habíamos programado ninguna actividad, por lo que nos dispusimos a disfrutar de lo que más nos gusta hacer con nuestros hijos, jugar, corriendo por las calles, escondiéndonos por los recovecos de estas, saltando por los empedrados caminos, hasta que llegó la hora de la vuelta a casa.

Había sido un viaje de lo más divertido. Esperamos que esta información os pueda servir de ayuda para disfrutar de un viaje por la zona con vuestros hijos y que lo paséis tan bien como lo hicimos nosotros.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.