Valdelinares

Valdelinares con niños

VALDELINARES

IMG_0588
Valdelinares

(Puente de San Vicente con niño de 2 años)

PLANEANDO LA ESCAPADA

Aprovechando que la festividad de San Vicente caía este año en viernes, programamos una escapada con unos amigos para que nuestros hijos conocieran la nieve. Saldríamos viernes por la mañana muy pronto para aprovechar el día en la estación de esquí de Valdelinares, dormiríamos en Rubielos de Mora y el sábado, tras otro día disfrutando de la nieve, regresaríamos a nuestro lugar de origen.

Podríamos haber elegido cualquier otro fin de semana, pero decidimos ir este ya que de esta forma aprovecharíamos que el día de San Vicente es solo festivo en Valencia capital, lo que conllevaría un menor número de gente en las pistas y por tanto un mejor aprovechamiento de las mismas, y además podríamos descansar y recuperarnos el domingo en casa.

EL APARTAMENTO

Siguiendo las pautas descritas en anteriores escapadas y viajes de este blog, desechamos la idea de hotel y buscamos un apartahotel o apartamento donde alojarnos, mirando que estuviera relativamente cerca de las pistas, pues al fin y al cabo íbamos a pasar allí la mayor parte de nuestro tiempo.

A través de diferentes buscadores encontramos la opción de los Apartamentos Casa Mata, ubicados en Rubielos de Mora, los cuales ya conocíamos por haber pasado una Nochevieja con amigos años atrás. La mejor opción era un apartamento con 2 dormitorios por 125 euros la noche los seis (4 adultos y 2 niños).

Llegamos a Rubielos de Mora a las 11:00 de la mañana y tras llamar al teléfono que ponía en la reserva, nos dijeron que debíamos recoger las llaves del mismo en el hotel de Montaña Rubielos, al que se accedía fácilmente andando desde allí. Este fue el primer punto positivo, el hecho de no hacernos esperar hasta las 15:00 para poder acceder al mismo, ya que nos permitió poder cambiarnos de ropa y dejar las maletas, evitando tener que llegar a las pistas con el coche cargado.

Al entregarnos las llaves nos comentaron que el apartamento que habíamos reservado había sido vendido y por tanto nos entregaban otro en el mismo sitio pero este con 3 dormitorios, evidentemente al mismo precio.

El apartamento era muy grande y estaba muy limpio, contando con todas las comodidades que nos hacían falta, incluyendo dos baños, uno de ellos con ducha y otro con bañera. Además tenía calefacción centralizada, lo que es un auténtico lujo. Otro aspecto positivo es que estaba conectado por ascensor con un supermercado. Esto nos fue bastante útil, ya que fuimos a comprar la cena del viernes y desayuno del sábado y el traslado de la compra de este al apartamento fue bastante cómodo.

Como aspecto negativo, destacar que se nos hizo un poco largo el viaje desde el apartamento a las pistas, por lo que quizás, si volvemos en alguna ocasión, busquemos opciones más cercanas a la estación de Valdelinares.

LA RUTA A PISTAS

Desde Rubielos de Mora hay dos posibles opciones de acceder a pistas. Una por Mora de Rubielos y Alcalá de la Selva y otra que nos lleva por Linares de Mora. El tiempo es similar, unos 30 minutos, aunque por la primera quizás encontramos una mejor carretera.

LAS PISTAS

Con la edad de nuestro hijo, la actividad que nos planteamos fue el descenso con trineo, ya que aunque nos encanta esquiar, todavía es pequeño para iniciarlo en este deporte. Valdelinares cuenta con una pista específica para trineos muy cerca al aparcamiento. El horario de apertura es de 11:00 a 17:00. El precio de entrada es 16 euros por adulto y 12 por niño, un poco caro cuando vas con la familia completa. Además, todo el mundo paga, sean niños, bebés o adultos, incluso aquellos que quieren acceder a pistas y no pueden tirarse en trineo, como fue el caso de mi mujer embarazada. Con la entrada te ponen una pulsera que es personal e intransferible y que es válida para todo el día. Con el precio de la entrada te regalan una “pala trineo”, que de pala tiene mucho, pero de trineo bien poco. No resbala nada y prácticamente no las utilizamos. Por suerte, habíamos comprado semanas antes un trineo en Decathlon por el módico precio de 10 euros, el cual utilizamos durante los dos días sin parar. Al comprar la entrada te ofrecen la posibilidad de contratar un seguro médico por un pequeño coste adicional, que nosotros desechamos al no ver demasiada peligrosidad en la actividad, aunque como pudimos comprobar, algunos adultos se tiran de forma bastante descontrolada. Como ocurre en las pistas de esquí, es mayor el peligro que te generan los demás esquiadores, que el daño que puedes hacerte tú mismo.

Las pistas de los trineos están bien para un niño pequeño como el nuestro, pero no son demasiado aconsejables si buscas emociones fuertes, pues la pendiente no es elevada y cuesta un poco coger velocidad.

Una vez abajo, una cinta transportadora te sube hasta la parte alta para que te puedas volver a tirar de nuevo.

IMG_0448
Hacia la cinta transportadora
IMG_0589
Una de las pistas de bajada

Nuestros amigos no llevaban un trineo como el nuestro, así que viendo que las palas no deslizaban demasiado bien, trataron de buscar una solución para el segundo día. Al preguntar en la estación por precios de alquileres de trineo, les dijeron que no alquilaban, pero que podían comprarlo por 30 euros, un precio que triplicaba el que nosotros habíamos pagado por el nuestro. Al ver este precio desorbitado decidimos el segundo día, antes de subir a pistas, buscar en algún lugar más alejado de la estación. Aprovechando que teníamos que devolver las llaves del apartamento (en el mismo lugar de recogida) preguntamos a los recepcionistas sobre tiendas de alquiler o venta de trineos. Estos nos dieron unos folletos y tras unas llamadas averiguamos que en Mora de Rubielos, que está a 12 kilómetros de Rubielos de Mora, cerca de una gasolinera, junto a una tienda de alquiler de esquís , en uno de los habituales chinos donde hay miles de productos, vendían trineos iguales que el nuestro por 25 euros. El precio era elevado, pero como digo, necesario para deslizar bien por las pistas y pasar un rato divertido. Ya cargados con el trineo retomamos el camino hacia la estación de Valdelinares, observando en varios de los pueblos de camino hacia allí como Alcalá de la Selva, numerosos rótulos de tiendas que ofrecían el alquiler de trineos por 6 euros.

Además de tirarte en trineo, se pueden realizar otras actividades. De hecho, en la parte alta de la estación proliferan los muñecos de nieve que van realizando las diferentes familias. Nosotros también tuvimos tiempo para hacer el nuestro. Nuestro hijo se lo pasó bomba, poniéndole una zanahoria en la nariz y decorándolo con cuidado. Además, también tuvimos tiempo para hacer una guerra de bolas de nieve. ¡Cómo se divertía lanzándonoslas!

Screenshot_2016-02-24-23-04-02
Muñeco de nieve
IMG_0487
Padre e hijo de nieve

En la parte externa de la pista, fuera de la zona acotada, se observa a mucha gente que no entra a la zona de trineos y se deja deslizar por una ladera llena de árboles. Es una zona peligrosa por la presencia de estos y además cuenta con el inconveniente de que cada vez tienes que subir andando para volver a tirarte.

¿DÓNDE COMER?

Con el fin de aprovechar el tiempo en la nieve lo máximo posible, decidimos comer los dos días en pistas. Cerca de la zona de trineos está el típico bar de estación de esquí, donde ofrecen menús para niños a base de patatas fritas, hamburguesa, yogurt líquido y zumo o agua de bebida. Para los adultos, bocadillos, hamburguesas, pizzas, bravas, nuggets y productos similares a un precio adecuado para el lugar donde te encuentras. La hamburguesa completa a 9 euros, bocadillo de pechuga a 7, unas bravas a 3,50 para que os hagáis una idea de los precios. La comida estaba bastante buena teniendo en cuenta que estamos en una estación de esquí.

Junto a la entrada de la pista de trineos hay una barra de bar con mesas de picnic, todo al aire libre. El viernes estuvo cerrado pero el sábado abrió. Es un buen lugar para descansar y tomar un tentempié mientras recuperas fuerzas. Sirven refrescos, cervezas, cafés, diferentes tipos de snacks, perritos calientes y comida de este tipo. En un día de calor como el que nosotros tuvimos se agradece mucho hacer una pausa para disfrutar de los rayos del sol al tiempo que te tomas un aperitivo.

CONSEJOS

  • Llévate el trineo o alquila uno en los pueblos que hay a la subida a pistas. Las palas no deslizan demasiado y alquilar uno en la zona de pistas es carísimo.
  • Busca acercarte lo máximo posible a pistas. Ir desde Rubielos de Mora es un poco pesado.

 

2 Comentarios

  1. Muy bien comentario.nosotros subimos desde valencia en febrero,nos quedamos una noche en rubielos. Esperamos pasarlo d cine. Me pensaré lo de comprar el trineo. Mejor llevarlo. Gracias

    • Hola Sergio. Muchas gracias por visitar nuestra web. Nosotros vamos a volver también algún fin de semana de este año, así que en Navidades decidimos comprar el segundo trineo en decathlon (nos costó 9’90 si no recuerdo mal). ¡Nuestro hijo no nos dejaba el suyo el año pasado!, así que este año no ocurrirá lo mismo, jeje. El único problema es dónde lo guardas luego, pero por lo demás todo beneficios. Un saludo y que lo paséis genial.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.