Le chemin de la mature

Chemin de la Mature

Habíamos visto fotos de esta apasionante ruta hacía tiempo y teníamos en mente hacerla cuando tuviéramos ocasión, así que aprovechando la cercanía con respecto a nuestro apartamento (menos de media hora) nos dispusimos a adentrarnos en Le chemin de la mature.

Las fotos pintan un camino muy peligroso, sin embargo, a pesar de que los acantilados dan esa impresión, el camino es bastante ancho, de unos 4 metros aproximadamente y aunque obviamente no puedes dejar solos a los niños por ahí, bien controlados se puede hacer sin dificultades.Chemin de la Mature

Nosotros llevamos al bebé en el portabebés, con lo que no había problema con él. Al mayor lo mentalizamos en el coche sobre la necesidad de hacer caso y de no soltarse de la mano de uno de nosotros durante toda la ruta, ya que era bastante peligrosa. Hizo mucho caso y no tuvimos ningún problema, pero de no ser así, podéis dar la vuelta de forma inmediata y regresar por el mismo camino.

Le Chemin de la mature comienza en el pueblo francés de Etsaut. Está muy bien señalizado por lo que no tienes ningún problema en llegar. Como curiosidad, contaros que este camino se hizo para sacar la madera de los árboles con los que se construían los mástiles de los veleros de la armada francesa. Hoy su uso es simplemente turístico.

Al salir de la carretera, en apenas 50 metros encuentras un primer parking donde caben unos 10 coches. Si sigues subiendo, un kilómetro después encuentras el aparcamiento más cercano, desde donde comienza la ruta. Es muy pequeño, pero a pesar de ser sábado no encontramos problemas para aparcar. Nos pareció raro encontrar a tan poca gente durante la ruta.

Chemin de la Mature

Desde ahí, hasta que llegas al comienzo del Chemin hay unos 500 metros aproximadamente. En ese medio kilómetro que realizas de forma ascendente, ves una casa con diferentes burros, lo que a los niños les llama bastante la atención. Estos 500 metros no representan ningún problema para los peques. El camino es ancho y no hay acantilado a los lados.

Chemin de la Mature

Chemin de la Mature Chemin de la Mature Chemin de la Mature

En poco tiempo llegas al inicio de la ruta y desde el comienzo empiezas a ver un paisaje espectacular del Fort du Portalet, que hoy en día está en proceso de rehabilitación (aunque ofrece visitas guiadas en algunas épocas) y una vegetación extraordinaria. La ruta te lleva siempre cuesta arriba por un camino donde es obligatorio que llevéis a los niños bien controlados, pues las alturas son enormes y además no hay ningún tipo de protección.

Chemin de la Mature
Fort du Portalet

Tras andar 1’5 kilómetros de ida decidimos regresar. Habíamos visto la parte más espectacular y nuestro hijo de 3 años comenzaba a acusar el cansancio de tanta subida. Bajar sería más fácil.

Chemin de la Mature

Para nosotros había sido suficiente. El objetivo estaba cumplido. Habíamos pasado una mañana estupenda rodeados de naturaleza, al tiempo que hacíamos un poco de ejercicio.

Chemin de la Mature

Como curiosidad, para los que tengáis niños más mayores, os cuento que mi hermano realizó la ruta completa con su novia. Es una ruta circular de 10 kilómetros, donde pasada la parte complicada de subida (muy dura y larga de unos 5 km), comienzas a ver un paisaje alucinante que parece de verdadero cuento. Estas son fotos que tomó él durante su caminata.

Chemin de la mature Chemin de la mature Chemin de la mature Chemin de la mature

No estaría mal realizarla por completo en el futuro cuando nuestros peques sean más mayores y estén mejor preparados. Quizás algún día, aunque para eso todavía queda mucho tiempo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.