Ruta del barranco de la hoz/Cañón de los Arcos (6 km ida y vuelta)

bty

Inicio de la ruta

Saliendo desde Albarracín y cogiendo dirección a Calomarde, llegaremos al inicio de la ruta. Una vez sobrepasado el pueblo de Calomarde, vemos a nuestra derecha una casa de madera junto a un cartel que nos indica una dirección al Cañón de los arcos a 0’5 km de distancia. A su lado, otra señal nos indica que únicamente se puede acceder hasta allí andando o en vehículo autorizado, quedando prohibido el paso incluso a bicicletas. Ese lugar será el punto donde debemos estacionar nuestro vehículo. Hay aparcamiento para unos 10 vehículos. Nosotros no tuvimos ningún problema para hacerlo.

Barranco de la Hoz
Parking
Barranco de la Hoz
Señal de inicio de ruta
Barranco de la Hoz
Comienzo de ruta

El camino comienza mostrándonos unas bonitas amapolas, que dan color al inicio de nuestra marcha. A 0’5 kilómetros de distancia vemos un lugar con unos escasos y mal cuidados columpios, junto a una mesa de merendero, que significa el origen de la ruta original, cuando se dejaba llegar hasta allí en coche.

Barranco de la Hoz
Amapolas
Barranco de la Hoz
Inicio original de la ruta

El primer punto interesante donde nos detenemos es en El Moricacho, nombre que aparece indicado en una flecha de madera. Se trata de una elevada roca, a la que pronto encontraron parecido nuestros hijos. Se parece a la piedra de la película del rey léon, donde Simba es presentado, tras su nacimiento al resto de animales.

Barranco de la Hoz
El moricacho

Allí mismo encontramos un curioso agujero grande en la roca de la montaña que permite atravesarlo. Para ello debemos dejar la senda y ascender unos 30 metros por un terreno un poco accidentado. Si no os apetece subir no hay problema, desde abajo se ve muy bien el bonito efecto que produce.

A escasos metros de allí encontramos La presa de los ahogados, un lugar dedicado a un antiguo molinero (Joaquín Lozano) y a Pedro Lahuerta, que fallecieron ahogados en 1826, cuando pretendieron atravesar por allí el río tras una tormenta. Llevaban consigo una yegua que curiosamente se salvó.

Barranco de la hoz
Presa de los ahogados
Presa de los ahogados

Casi sin tregua continuamos avanzando por una senda amplia y llana en la cual los niños se entretienen lanzando piedras al río. Durante esos momentos observamos ranas, mariposas y diferente vegetación a la que íbamos dando nombre con nuestros niños.

Barranco de la hoz

Unos 100-200 metros más hacia delante observamos unas indicaciones que nos obligan a elegir ruta:

A la izquierda, Puente de Toba (750 metros) o Frías de Albarracín (7,31 kilómetros) a través de un espectacular tramo de pasarelas.

A la derecha, Frías de Albarracín a 6,90 kilómetros y el Molino de En medio a 1,35 kilómetros.

Nosotros optamos por el camino de la izquierda, pues habíamos visto en fotos, algunas imágenes muy atractivas de las pasarelas.

Nada más sobrepasar las indicaciones llegaron las primeras pasarelas. Son fáciles de pasar, aunque hay algunas con bastante altura, lo que hace que si no estás muy acostumbrado a caminar, tus piernas puedan empezar a quejarse un poco.

Pronto encontramos una pasarela que cruza de lado a lado del cañón, ofreciéndonos unas vistas espectaculares. Desde allí la presencia del río se hace más visible, deleitándonos el paisaje con saltos de agua y zonas de mayor caudal.

Una de las cosas positivas de la ruta es que hay muchas zonas de sombra donde puedes hacer alguna parada para reponer fuerzas. Como punto final, llegamos a la zona más bonita del recorrido: unas pasarelas que cruzan la montaña por debajo, ofreciéndonos un paisaje espectacular.

Si sigues caminando, desciendes ya hasta la orilla del río, donde puedes darte un baño o mojarte los pies (el agua no estaba especialmente limpia cuando nosotros fuimos). El camino continuaba, con una subida por unas escaleras, pero para nosotros había sido suficiente.

La ruta es apta para cualquier edad. Nuestro hijo de dos años hizo prácticamente toda la ida andando (3 km). La vuelta la hizo en mochila portabebés.

Si volvemos hacia Albarracín, a 3 kilómetros de la salida del pueblo encontramos la Cascada de Calomarde o Cascada batida del Molino Viejo. Nosotros la habíamos visitado el día anterior, por lo que no nos detuvimos en esta ocasión.

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.