Ruta Pavías – Cascada el Salto del Real (2,5 Km aprox.) Ruta ida y vuelta

Pavías
En lo alto de la Cascada

La ruta de la que os vamos a hablar comienza en Pavías, un precioso municipio de la provincia de Castellón, que pertenece a la comarca del Alto Palancia y que está ubicado en la zona occidental de la Sierra de Espadán, razón por la cual presenta un relieve accidentado con zonas de exuberante vegetación.

 El comienzo

de la marcha tiene lugar en la Fuente Cueva Santa, una fuente de la que emana agua potable a través de sus tres chorros y que es lugar de recogida habitual para todos los habitantes del pueblo por su buen sabor y frescura.

Pavías
Origen de la ruta

 Junto a ella y a punto de comenzar la marcha nos llama la atención un antiguo abrevadero, hoy en desuso, que antiguamente se utilizaba para dar de beber al ganado. Al lado del abrevadero vemos un antiguo lavadero público, que data del año 1956. El más cercano a la Fuente se utilizaba para lavar las vasijas y demás menaje del hogar. En el del medio y el más alejado se observan una serie de pliegues, que nos hacen deducir que este era el destinado al lavado de la ropa.

Pavías

Pavías
Señal de PR

Una señal con una flecha hacia Higueras (el pueblo más cercano) y unas marcas horizontales amarillas y blancas, que nos indican que nos encontramos ante un sendero de pequeño recorrido (PR) dan inicio a la ruta. No encontraremos ninguna señal más durante el camino, por lo que deberéis seguir algunas marcas naturales de las que os hablaremos más adelante.

Pavías
Vistas

 La distancia que he fijado en el encabezamiento de la hoja es aproximada, pues no pude conectar mi GPS durante todo el día en Pavías al carecer de cobertura en mi dispositivo móvil. Mis compañeros sí que tenían, así que dependerá de en qué compañía estéis que tengáis cobertura o no.

 En cualquier caso, no es necesaria la ayuda de la tecnología. La senda discurre tranquila, sin ningún peligro para los niños, mientras vamos observando diferentes plantas y árboles que vamos enseñando a los pequeños, aprovechando también para mostrarles algunos juegos que hacíamos de pequeños con las espigas. Las nogueras, amapolas, esparragueras, etc. , son solo algunos de los ejemplos de vegetación que por el camino te puedes encontrar.

Pavías
Espigas
Pavías
Nogales
Pavías
Esparragueras

 Una de las zonas más bonitas de la ruta aparece muy cerca de la salida. Se trata de un pequeño arco ideal para hacerte una foto. Nosotros no nos resistimos a la tentación y guardamos una imagen para el recuerdo.

Pavías

Conforme seguimos avanzando observamos un enorme árbol que cruza el camino y da una enorme sombra. Preparaos. La llegada a la cascada está próxima. Aunque no hay ninguna indicación, a unos 200 metros de allí, aparecerá una bifurcación del camino que nos permite seguir recto hacia Higueras o girar unos 180 grados para bajar. Debemos girar y bajar por el camino. A unos 50 metros comenzaremos a escuchar el fuerte sonido del agua cayendo desde lo alto.

Pavías

Pavías
Momento en que hay que girar y bajar por el camino
 Por una agradable senda continuamos caminando y muy pronto llegaremos a Fuente Juncosa, el objetivo de nuestra ruta. De la fuente sale agua muy fresquita y con muy buen sabor. Junto a ella hay unas balsas llenas de agua exclusiva para riego y una mesa con unos banquitos donde puedes tomar la merienda.
Bajando hacia la cascada

Al final del camino nos topamos con El Salto del Real, un paraje idílico donde los únicos sonidos que encuentras son el canto de los pájaros y el del agua cayendo por la cascada. En este instante miras alrededor y todo es vegetación. Las fotos desde abajo son muy bonitas e incluso puedes subir a lo alto de la cascada a tocar el agua y de paso volver a inmortalizar el momento. Cuando nosotros fuimos, el agua de la poza no estaba demasiado limpia y parecía un poco estancada, pero estoy convencido que en algunas épocas del año irá gente a bañarse allí.

 El final de la ruta había llegado y tocaba volver en sentido contrario. Habíamos pasado un rato excelente en una ruta ideal para niños pequeños por su distancia, su belleza y su poca peligrosidad. Además, la falta de señalización hace que todavía no sea una zona demasiado turística, por lo que puedes disfrutarla todavía más. Sin duda un lugar recomendable para todos aquellos a los que os guste pasar un día en la naturaleza.

¿Con ganas de más? ¿Vamos a Fuente Juncosa?

Si todavía te quedan ganas de andar, te hacemos otra propuesta desde Pavías. Nosotros también hicimos esta pequeña ruta de menos de un kilómetro de distancia que tiene por origen una pequeña plaza y como final Fuente Juncosa.

Pavías
Origen de la ruta

 La caminata, como hemos dicho con anterioridad, tiene su origen en una explanada junto al bar Plaza. Desde allí, subimos por una calle asfaltada que pronto gira 90 grados hacia la izquierda y luego otros 90 grados hacia la derecha. En ese momento observamos una curiosidad. En la pared de una de las casas hay un reloj de sol. Aunque no está muy bien ajustado, pues no marca la hora real, es bonito de ver. Continuamos subiendo por la calle Alta, mientras observamos alguna higuera, hasta que topamos con la calle Eras Medias.

Pavías
Bar Plaza
Pavías
Reloj de sol
Pavías
Calle Eras

Un poquito más arriba vemos dos indicaciones que nos marcan dos posibles rutas hacia Peña Morrón o la Balsa del Lobo. Nosotros tomaremos esa dirección aunque nos quedaremos a mitad de camino.

Pavías
Rutas
Pavías
Senda hacia Fuente Juncosa

Por una agradable senda continuamos caminando y muy pronto llegaremos a Fuente Juncosa, el objetivo de nuestra ruta. De la fuente sale agua muy fresquita y con muy buen sabor. Junto a ella hay unas balsas llenas de agua exclusiva para riego y una mesa con unos banquitos donde puedes tomar la merienda.

Pavías

Pavías
Fuente Juncosa
Pavías
Balsas en Fuente Juncosa

Continuando por el camino llegaríamos a Peña Morrón. Sin embargo, para nosotros fue suficiente y por la misma senda, emprendimos el camino de vuelta. Había sido un día muy completo y llegaba el momento de emprender la vuelta a casa.

Pavías
Senda hacia Peña Morrón

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.