El oceanográfico

Delfines Oceanográfico

El Oceanográfico es uno de los edificios que forma parte de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. Se trata del mayor acuario de Europa, en el cual se encuentran representados los principales ecosistemas marinos del planeta.

El Oceanográfico está dividido en diferentes edificios, cada uno con especies marinas de los siguientes ambientes acuáticos: Mediterráneo, Humedales, Mares Templados y Tropicales, Océanos, Antártico, Ártico, Islas y Mar Rojo, además del Delfinario.

El precio de las entradas es variable. Está muy bien explicado en la web oficial del Oceanográfico. A día de hoy es de 28’50 la entrada general, aunque existen los típicos descuentos para jóvenes o +60 y también la posibilidad de adquirir un bono anual. Dentro del parque puedes observar carteles donde se especifican los horarios de El Delfinario, Humedales, etc.

Horarios Oceanográfico
Horarios Oceanográfico

Esta misma web nos ofrece información detallada de todas las especies que uno puede encontrar allí mismo, así que yo me limitaré a resaltar lo que a mi juicio es más destacable.

Por impactante, uno no puede perderse la zona del Ártico donde destacan las belugas, morsas y focas, todo ello simulando los mares helados con grandes bloques de hielo. Aunque se trata de recrear el ambiente del Ártico y se hace de forma muy acertada, para los amantes de los animales resultará un poco desagradable observar como animales tan grandes viven en receptáculos tan pequeños, lo que provoca que se les vea repitiendo el mismo ciclo de desplazamiento una y otra vez.

La zona de Antártico también es digna de resaltar, ya que aquí se pueden ver los graciosos pingüinos Juanito que se hallan en su interior. Si vas a visitar el Oceanográfico y tienes ganas de verlos, programa tu visita para saber cuando están encendidas las luces porque pasan largas horas a oscuras, ya que sus condiciones de vida requieren largos periodos sin ver la luz. Si eliges mal el momento te quedarás sin verlos bien.

Quizás la mejor zona del Oceanogràfic, aunque esto siempre va a gustos, es la de los Oceános. Allí, sumergido en un túnel rodeado por tiburones, mantas rayas y peces de todo tipo, se pueden ver los animales tan cerca que llegas a advertir hasta el más mínimo detalle de todos ellos. Si tenéis ocasión os recomiendo madrugar y verlo nada más abren, ya que luego cuando está abarrotado de gente pierde parte de su encanto. Estar allí abajo junto a esos animales en silencio, ofrece una experiencia de lo más enriquecedora.

Tiburones Oceanográfico
Tiburones Oceanográfico
Túnel Oceános
Túnel Oceános
Tiburón Océanos
Tiburón Océanos

En el plano personal encuentro bastante mejorable el Delfinario. A pesar de que uno queda totalmente asombrado de ver los enormes saltos que pegan los delfines, la obediencia que muestran hacia sus entrenadores, la forma de comunicarse, etc., el espectáculo te deja con ganas de algo más. Comienza de forma pausada. A través de juegos de preguntas y bailes en las gradas, se realiza una selección de niños que bajan a fotografiarse con los delfines. Para los niños pequeños como los nuestros, esta parte se hace excesivamente larga, ya que pasan unos veinte minutos con la impaciencia de querer ver a los delfines. ¡Y ya sabéis cómo se ponen los niños cuando tienen ganas de algo!. Una vez finalizada esta parte, comienza el momento más atractivo, donde los entrenadores nos muestran de lo que son capaces estos simpáticos animales. El show termina con una concienciación a los ciudadanos sobre lo importante que es cuidar el mar, buscando un compromiso de todos los allí presentes para no ensuciarlo, al tiempo que los delfines se despiden con sus acrobáticos movimientos.

Dando de comer a los delfines
Dando de comer a los delfines
Acrobacias de los Delfines
Acrobacias
Saltos de los delfines
Saltos de los delfines

En la parte exterior de los edificios hay lugares donde también puedes deleitarte con leones marinos, tortugas gigantes, etc.

Leones marinos
Leones marinos

Se ofrecen también diferentes tipos de actividades enfocadas a adultos y niños, todas ellas bastante interesantes y muy bien detalladas en la web. Entre estas destacaré:

ENCUENTRO CON TIBURONES, donde puedes bucear con los escualos y demás animales del acuario. Se precisa ser buceador titulado y otros requisitos. La actividad vale 290 euros por inmersión.

ENTRENADOR POR UN DÍA, donde te enseñan a entrenar a belugas, morsas, delfines o focas. Es solo para mayores de 13 años y vale 225 euros por persona.

DORMIR CON TIBURONES, una actividad dirigida normalmente a grupos escolares que incluye la cena, visita al Oceanográfico el segundo día y una ginkana de juegos.

PASAPORTE ANIMALIA, una actividad para toda la familia, en la que pueden participar niños de más de 6 años. Conoces de primera mano delfines, leones marinos, como viven y como cuidarlos.

Dentro del Oceanográfico hay diferentes zonas de restauración donde sirven hamburguesas, pizzas y también está el Restaurante Océanos, donde puedes comer de forma un poco más sofisticada. Mención aparte merece el Restaurante submarino, aunque sus precios son bastante elevados. Tienen menús del día, pero el más barato es de 35 euros (sin incluir bebidas, pan o café).

Restaurante Submarino
Restaurante Submarino

En la zona inferior del edificio de recepción hay también tiendas de souvenirs donde puedes adquirir todo tipo de recuerdos de tu estancia allí, además de recibir completa información de aspectos que resulten de tu interés, mapas del lugar, etc.

A pesar de la gran cantidad de especies y lugares interesantes que visitar, un día completo en el Oceanográfico es suficiente para verlo en toda su extensión, haciéndolo sin prisas, ya que los diferentes ambientes acuáticos están próximos entre sí. Os recomendamos su visita. Es sencillamente impactante.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.