El parque Central

Parque central valencia

Tras varias décadas esperando su apertura,  el Parque Central de Valencia ha abierto por fin sus puertas. El pasado 17 de diciembre veía la luz una zona verde, ampliamente demandada por los vecinos, un proyecto del que los valencianos oíamos hablar sin parar pero nunca veíamos su llegada.

La parte abierta corresponde solo a poco menos de la mitad de la que fue diseñada inicialmente, que llevaba consigo el soterramiento de las vías del tren, un macro proyecto de amplio coste económico que no sabemos si algún día se verá completado.

Lo primero que debo decir es que el acceso es un poco complicado. Si vienes de la parte oeste de la ciudad, debes cruzar una larga pasarela antes de darte de bruces con la entrada al parque. Además, aparcar también es una tarea bastante complicada por la zona.

Parque central valencia

Lo primero que uno ve a su llegada es un amplio parque para perros. Lo han hecho con bastante gusto y tiene muchos accesorios para que los perros puedan “jugar”.

Parque central valencia

Dentro del parque encontramos un ancho tobogán para niños y mayores. Quizás por ser un parque recientemente abierto, había que hacer un poco de cola para tirarse. No hubiera estado de más haber hecho algunos más para evitarlo, con diferentes inclinaciones, longitud, etc.

cof

A los lados hay zonas verdes donde encontramos gente descansando, jugando a la pelota, etc. Es todo muy amplio. Sin embargo, se echa en falta zonas de sombra donde cobijarse. Valencia es una ciudad muy cálida y en verano la estancia en el parque debe ser insufrible.

Parque central valencia

Otra de las zonas atractivas son dos rocódromos para la escalada con múltiples vías. Estos rocódromos también son aptos para niños y padres. La base está llena de piedras pequeñitas que amortiguan el impacto en caso de caída. Igual hubiera sido mejor ampliar la base con un material similar al tatami, más amortiguador, pues la mayoría de gente acaba descolgándose y saltando, con el consiguiente peligro de hacerse daño.

Parque central valencia

Encima del rocódromo encontramos la zona infantil, muy pequeña para lo grande que es el parque. De hecho, en todos los columpios, sube y baja, zonas de escalada, etc., había que hacer cola. En la zona infantil destacan una especie de setas por las que se escala en forma de escalera primero y luego a pulso (los más peques tienen que recibir la ayuda de los padres para subir). En esta zona infantil todo el suelo es de arenilla para el gusto de los niños y el disgusto de los padres, ya que acaban revolcándose y llenos de arena.

Parque central valencia

Parque central valencia

En definitiva, quedamos un poco despagados con lo que vivimos, pues sinceramente esperábamos más. Quizás fue tanta la espera y las expectativas que nos quedamos a medias. Esperamos que con el 60% del proyecto que todavía falta por ejecuta,r el parque adquiera mejores prestaciones y accesos al mismo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.