El parque municipal de San Vicente de Llíria

El parque municipal de San Vicente de Llíria es, por su amplitud y abundante vegetación, un lugar excelente en el que pasar un día en familia.

A poco más de treinta minutos de Valencia encontramos este bonito parque, ubicado en la localidad de Llíria.

Junto al parque hay un descampado de tierra que hace las veces de aparcamiento. Es gratuito. Una vez dejamos el coche, un letrero nos indicó que estábamos ante la entrada del parque.

Parque de San Vicente de Llíria

Nada más entrar observamos muchas mesas de picnic. Era fin de semana y todas las que daban a la sobra estaban ocupadas. No era muy tarde, por lo que intuimos que la gente debe llegar muy pronto para coger una.

Parque de San Vicente de Llíria
Mesas de picnic

Seguimos paseando y pronto observamos el lago junto al que se agolpaban muchos niños lanzando pan a los patos. Debían estar hartos de comer pues hacían caso omiso a la comida. También vimos algún pez aunque no abundaban.

Parque de San Vicente de Llíria

Una de las características del parque es que encuentras mucho espacio abierto entre árboles, que puedes aprovechar para descansar mientras tus peques pegan unas patadas al balón o van en bicicleta. Hay zonas soleadas y zonas de sombra abundantes por lo que no hay excusa para pasar un rato divertido. La diversidad de flora es muy abundante.

Parque de San Vicente de Llíria

A lo largo del parque hay zonas de juegos infantiles con columpios y también zonas con bancos de ejercicios para adultos.

 

bty

Nos llamó la atención la presencia de paelleros aunque no estaban habilitados para su uso. Desconozco si lo estarán en alguna época del año.

La alternativa para comer es hacerlo en forme de picnic en alguno de los muchos merenderos que encuentras a lo largo del parque o hacerlo en el restaurante Porta de L’aigua, que ofrece los domingos y festivos un servicio de buffet libre a buenos precios. A diario hay servicio de menú y los sábados baile con orquesta. Si no te apetece madrugar ni comer en el restaurante sería una buena opción considerar la posibilidad de llevarte mesa y sillas plegables.

En definitiva, otra opción más para pasar una mañana divertida en un entorno natural.

*Nosotros hicimos la comida en el restaurante La Dehesa Monteandrés, en la cercana población de la Pobla de Vallbona. Te contamos aquí nuestra experiencia, por si te animas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.