Gengenbach con niños: un pueblo de cuento

Gengenbach
Plaza principal

Desde Gutach nos fuimos a Gengenbach, un bonito muy pueblo cerca de allí (a unos 30 minutos de distancia).

Gengenbach
Entrada

A nuestra llegada encontramos un parking de pago, como los de la Ora de España, pero que era gratuito a partir de las 18:00, justo a la hora a la que llegamos, por lo que no tuvimos que abonar nada. En el mismo pueblo hay también zonas donde se puede aparcar bajo el mismo sistema. Solo se paga de 09:00 a 18:00 de lunes a sábado.

Gengenbach

Gengenbach

Gengenbach, como habréis leído en muchos sitios es famoso porque allí se rodaron algunas escenas de la película “Charlie y la fábrica de chocolate”. Es un pueblo precioso, donde no se aprecia el “turisteo” típico de calles llenas de tiendas de souvenirs y de venta de productos de todo tipo. Su plaza repleta de casas de colores llena de encanto el lugar. Justo aquí nos tomamos una bola de helado en la heladería que nos costó tan solo 1 euro. ¡Estaba buenísimo! y a un precio que no lo recordaba ya.

Gengenbach
Plaza principal

Paseando calle arriba llegamos a una zona de canales muy bonita también.

Si nos alejamos un poco de la calle principal, que es la zona más bonita del pueblo, observaremos puntos de interés como un molino de agua, donde nos hicimos algunas fotillos.

Gengenbach

Muy cerquita de allí, hay un parque infantil muy completo, donde estuvimos unos minutos disfrutando de su casa de madera, su largo tobogán y sus columpios, todo al lado de una preciosa zona de verde césped y de un riachuelo que pasaba dando color a la zona. No hace falta decir que los peques no se querían ir de allí, pero el día terminaba y había dado mucho de sí, así que emprendimos camino de vuelta a Oberried. Teníamos una hora de viaje, así que había que despedirse muy a pesar nuestro de este bonito pueblo.

Gengenbach Gengenbach Gengenbach

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.