La burreta, el bando real y el Campamento de los Reyes Magos

Los pajes reales
Los pajes reales

La burreta y el Bando real

La tarde-noche del día 4 de enero, tiene lugar en Alcoy este significativo acto, que comienza a las 19:00 en la Font Redona y finaliza sobre las 21:00 a la altura de la parroquia de San Roque.

Las calles, totalmente abarrotadas de niños, esperan a la llegada de unas burritas con unos buzones reales, en la que los niños depositarán posteriormente sus cartas para que se las hagan llegar a los Reyes Magos, que descansan en su campamento de la montaña de Sant Cristòfol. Desde abajo, unas luces de hogueras y bengalas dan mayor credibilidad a la historia y los niños desde allí observan el lugar al que acudirán al día siguiente para ver si los Reyes han preparado algún regalo para ellos.

La burreta
La burreta

Antes de la llegada de las burritas, se lleva a cabo el Bando Real, en el que un emisario de los Reyes, va repitiendo en diferentes zonas unas estrofas escritas en valenciano (los pajes van repartiendo también el bando por escrito a niños y mayores). En el bando se anuncia la inminente llegada a Alcoy de Sus Majestades, que traerán todos los regalos que los niños han pedido (siempre que hayan sido buenos).

Antes de esto, a las 18:30 tiene lugar el Pregón del Tio Piam, escenificado por los componentes del Grupo de Danses Carrascal, que recogerán en la Glorieta al Embajador y a los personajes vivientes del Belén del Tirisiti para unirse a los demás en la Font Redona.

Si vais a Alcoy a disfrutar de esta divertida tarde os damos un par de consejos:

  • Casi toda la gente se lanza a la primera burrita. Sed pacientes. Hay un total de 6 o 7. Vale la pena esperar un poquito y entregar la carta sin tanta gente alrededor.

 

  • El bando real se va leyendo en diferentes zonas. Si cae delante de ti, prepárate para la llegada de las burritas pues no pararán donde tú estés, lo que hace que si no estás atento, puedan pasar de largo o costarte mucho llegar hasta las mismas. Para un niño pequeño, debido a la acumulación de gente, se puede hacer complicado dejar las cartas en los buzones que llevan.

 

El campamento de los Reyes Magos

El día 5 de enero por la mañana, es posible desde hace unos pocos años visitar el campamento de los Reyes Magos, ubicado en la montaña de Sant Cristòfol, donde verás a los pajes reales, todavía muy atareados envolviendo regalos y preparando todo para que por la tarde, en la cabalgata, los Reyes pueda saludar a los niños y esa misma noche repartir todos los juguetes. Allí también veremos la haima donde duermen e incluso los niños podrán subir a hacerse unas fotos con las burritas. Los amables pajes también están dispuestos en todo momento a hacerse una foto contigo e incluso obsequiarán a cada niño con un bolsa de golosinas.

Los pajes reales
Los pajes reales

Debido a que el campamento está en lo alto de una montaña, se han establecido horarios de autobuses que suben hasta allí. Las entradas se venden por anticipado, pero ten en cuenta que se agotan enseguida, por lo que deberás estar pendiente de cuándo salen a la venta. Este año se sacaron 7200  entradas a la venta. De esas, 3600 incluían el servicio de autobús (se compran en la plataforma Ticketalcoi). Posteriormente salieron a la venta otras 3600 para los que querían subir por otros medios como caminando.

Os recomendaría si pensáis ir, hacerlo en las primeras hora de la mañana para evitar retrasos y colas. No obstante, para amenizar la espera, en la zona de salida de autobuses, el Ayuntamiento pone una serie de hinchables donde los niños pueden saltar. De esta forma, la espera no se les hace tan larga y pueden estar divirtiéndose un rato mientras los padres esperan pacientemente el turno de subida al autocar. En el mismo lugar donde se sube al autobús hay un puesto gratuito de palomitas, para todos aquellos que hayan comprado el ticket de subida al campamento.

La bajada es más ágil, aunque también hay que hacer cola. Sin embargo, para esta no hay horario establecido.

Por la tarde llega el punto fuerte, la Cabalgata de los Reyes Magos. Nuestros hijos son pequeños y no están preparados para esperar tantas horas en una buena zona la llegada de los Reyes Magos, por lo que decidimos verla en un lugar menos masificado. En el futuro, sin duda volveremos a Alcoy, para disfrutar de este acontecimiento tan especial.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.