Cascadas cerca de Albarracín

Cascada El Vallecillo
Zona de aparcamiento

CASCADA BATIDA DEL MOLINO VIEJO

Desde Albarracín, siguiendo la carretera que llega a Calomarde, unos 2-3 kilómetros antes de llegar al pueblo, vemos a la izquierda una indicación que nos señala la presencia de la Cascada Batida.

Allí mismo hay un parking asfaltado bastante amplio donde puedes estacionar gratuitamente tu vehículo.

Una vez aparcado el coche, junto a la entrada observas unos escalones que te llevan junto a los pies de la cascada en apenas un par de minutos.

Cascada Calomarde
Cascada desde arriba

Es tanta la fuerza de la caída del agua, que desde abajo notas como te salpica, lo que en verano produce una agradable sensación.

Junto a la cascada

CASCADA DEL MOLINO DE SAN PEDRO

Desde Albarracín, cogiendo dirección hacia el municipio de El Vallecillo, antes de llegar al pueblo, observamos a la izquierda una pequeña indicación que nos marca una distancia de 0’2 kilómetros hasta la Cascada del molino de San Pedro.

Cogemos esta dirección y debemos ir con mucho cuidado para no pasarnos de largo, pues no volvemos a ver ninguna otra indicación durante el camino.

A unos 200 metros, tal y como dice la señal, veremos un pequeño engrosamiento de la carretera, en la que suele haber siempre coches aparcados de gente que acude a visitarla. Dejaremos el coche allí y retrocediendo unos 20 metros aproximadamente, encontramos una senda que nos permite una buena bajada.

bty

Como digo, no hay ningún tipo de señalización, por lo que encontrar la senda correcta, puede costar un poco. El ruido de la cascada, perceptible desde el mismo lugar de aparcamiento te va sirviendo de guía para llegar al destino.

Inicio del descenso

Una vez abajo, tras descender unos 300-400 metros, ves una pequeña caída de agua y caminando un poco más hacia delante llegas a los pies de la cascada, que resulta espectacular. El salto de agua tiene 12 metros de altura.

Salto de agua antes de la cascada

Una señal a mitad de camino nos avisa de que es un lugar peligroso para el baño. Los peques estaban deseando meterse, pero fuimos precavidos y nos conformamos con mojarnos un poco los pies.

En definitiva, un lugar altamente recomendable para pasar un rato divertido en la naturaleza y hacer unas bonitas fotos de recuerdo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.