La finca pony club (Bétera)

Finca Pony Club
Club homologado por la RFHE

La Finca Pony Club es un lugar donde puedes llevar a tus hijos para que se diviertan montando en pony, al tiempo que aprenden una serie de habilidades y destrezas, que les permitirán continuar, si así lo desean con el aprendizaje de cualquier modalidad hípica.

La Finca Pony club se encuentra en Bétera (camí de Lliria s/n), un pueblo situado a una distancia de unos 20 kilómetros de Valencia. El itinerario desde la capital es muy cómodo, destacando negativamente los últimos 500 metros, donde tras abandonar la carretera, accedes a un camino pedregoso que se encuentra en muy mal estado, antes de llegar a la Finca.

Finca Pony Club
Caballo reposando

Finca Pony Club

Nosotros elegimos la Finca Pony Club porque queríamos que nuestro hijo pasara un rato divertido subiendo en pony de manera autónoma. Ellos plantean la enseñanza de la equitación desde la base, a través del pony, un animal adecuado al tamaño del niño, con la intención de que pase un momento divertido y si así lo desea, desde estos fundamentos, iniciarlo en la competición. Según su propia visión, a través del aprendizaje de la equitación con ponys, el niño puede desarrollar una serie de capacidades que serían difícilmente realizables con un caballo tradicional. Con los ponys, los niños pueden realizar los mismos ejercicios que con los caballos, ya que estos trotan, galopan o saltan como cualquier caballo, lo que les facilita el aprendizaje de cualquier modalidad hípica.

Finca Pony Club
Uno de los ponys de la finca

La finca cuenta con un parking privado donde puedes estacionar el vehículo. Ya dentro, además de los establos donde se encuentran los caballos, destacan dos zonas para cabalgar, una más pequeña de 50×50 destinada a la iniciación y una más grande de 200×800, con obstáculos, para los más expertos.

Finca Pony Club
Pista de arena de competición
Finca Pony Club
Pista de iniciación

Cerca de la zona de entrada y sin perder de vista las pistas donde cabalgan ponys y caballos, está el bar, con una amplia y soleada terraza que te permite tomar un café, almorzar o incluso comer sin perder de vista a tu hijo dando la clase.

El primer día que llevamos a nuestro niño de 3 años, una chica llamada María, le dio una clase introductoria de diez minutos de duración, donde le enseñaron aspectos básicos para poder entrar posteriormente a la pista de arena, como la forma en que debía sujetar las riendas del pony, como hacer que se detuviera cuando fuera necesario, cambios de equilibrio, etc . El coste de la clase fue de 5 euros.

Finca Pony Club
Clase de iniciación

El segundo día, aprovechando la promoción que ofertaban en ese momento en su página web (2 clases al precio de una), nuestro hijo recibió ya la clase en el recinto cerrado, llevando él solo al pony. Fue muy emocionante pues, aunque había subido muchas veces en ponys y caballos, nunca lo había hecho solo. La profesora Mar, les iba indicando los ejercicios a realizar e iba corrigiendo de manera continua lo que los niños podían mejorar. El precio de estas clases es de 15 euros (con el 2×1 7,50), y la promoción 2×1, también por 15 euros, sirve también para los adultos si alguno quiere animarse mientras los niños dan su clase. A través de la web podéis subscribiros y la promoción os llegará al correo electrónico. A nosotros no nos hizo falta. Yendo allí, te la aplican aunque no te hayas dado de alta en la web. El pago se hace directamente a la persona que te da la clase.

Finca Pony Club
Bono 2×1

Es necesario indicar que hace falta reserva previa. Llamando al teléfono que pone en la web, puedes elegir la hora a la que quieres que tu hijo dé la clase, entre las que queden disponibles. Suele haber unos 4 niños por hora. En todo esto, ya sabéis, que con cuanta más antelación reserves, más posibilidad de elegir la hora que prefiráis.

Finca Pony Club La Finca Pony Club prepara cumpleaños, cursillos y todo tipo de eventos que quieras planificar para que los niños se lo pasen de maravilla. Para más información sobre ellos puedes consultar su página web.

 

Si queréis terminar la mañana con una agradable comida, allí mismo en Bétera, podéis disfrutar de la Masía Vista Alegre, de la que ya hablamos en una entrada anterior.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.