Nacimiento del río Cuervo

A una distancia aproximada de poco más de una hora desde Cuenca, ubicado en la localidad de Vega del Codorno, encontramos este bello enclave natural marcado por el nacimiento del río Cuervo, que desemboca en el Guadiela, afluente del Tajo.

En nuestro camino desde Cuenca encontramos dos lugares donde hacer una parada para estirar las piernas. El primero de ellos es el Ventano del Diablo, un bonito mirador desde el que se pueden contemplar las hoces del Júcar. Quizás más espectacular que las vistas, sea la propia forma del mirador, que se asemeja a una cueva.

Ventano del Diablo Ventano del Diablo Ventano del Diablo

Más adelante, se puede realizar otra parada para ver la Laguna de Uña. Nosotros lo hicimos a la vuelta, aunque el lugar nos desencantó un poco.

A nuestra llegada al nacimiento del río Cuervo aparcamos el coche en el parking exterior que hay junto a dos restaurantes, en uno de los cuales comimos posteriormente. Hay otro parking interior, más cercano (a unos 50-100 metros de este), que estaba lleno cuando nosotros llegamos. Ambos son gratuitos.

Desde allí, está bien señalizada la zona de entrada. Además, suele haber bastante gente por lo que no tiene pérdida. Nada más entrar observamos una bonita cascada de agua, en la que nos hicimos unas cuantas fotos.

Inicio de ruta
Nacimiento del Río Cuervo
Nacimiento del Río Cuervo
Nacimiento del Río Cuervo

Desde allí, caminando unos 750 metros, llegamos al lugar donde nace el río Cuervo, una impresionante roca de la que brota con fuerza una grandísima cantidad de agua. El efecto es espectacular pues no se observa desde allí el lugar por el que viene tanta agua, lo que parezca que el agua nace allí mismo.

Nacimiento
Nacimiento del Río Cuervo

A la salida nos fuimos a comer a uno de los restaurantes que había allí. Comimos un menú por un precio aceptable. También hay posibilidad de comer en los merenderos que hay allí.

Nacimiento del Río Cuervo
Merenderos

La visita al lugar es gratuita (quedan ya pocas cosas así) . Una vez allí se pueden realizar numerosas rutas de senderismo, distinguiendo tres itinerarios.

  • Sendero del Nacimiento del rio Cuervo: recorrido circular de 1,5 kilómetros, que fue el que realizamos nosotros.
  • Sendero de la Turbera: comienza unos 150 metros antes del nacimiento del río y recorre 1,5 km finalizando en el aparcamiento.
  • Sendero del Pinar: De unos 11 kilómetros, al que se accede por el sendero de la Turbera.

Hay zonas donde la fuerza del agua es tal, que salpica mucho el camino, por lo que es recomendable llevar calzado adecuado para evitar resbalones. Nosotros hicimos la visita en primavera, época en la que el agua suele ser abundante por el deshielo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.