Las Fuentes del Algar

Fuentes del Algar
Fuentes del Algar

A poco más de 1 h y 30 minutos de distancia de Valencia, en la localidad de Callosa d’en Sarrià, se encuentran las Fuentes del Algar, uno de los parajes naturales más bonitos de la Comunidad Valenciana.

Tras coger la salida 64 de la autopista, nos dirigimos dirección Callosa d’en Sarrià. Una vez allí, comienzan a aparecer indicaciones del lugar. Siguiéndolas llegamos a un parking gratuito ubicado a 700 metros de la entrada. Conforme nos acercamos, vemos diferentes parkings privados, algunos de los cuales pertenecen a restaurantes. Todos son de pago, con unas tarifas de unos 3 euros todo el día. Si comes en los restaurantes, con algunas excepciones que luego explicaremos, el parking es gratuito.

La entrada a las Fuentes cuesta 5 euros y puedes entrar y salir del recinto a lo largo del día con una pulsera que te ponen. No se puede comer dentro, excepto en una zona habilitada para picnic a la que puedes acceder por la segunda entrada, ubicada unos 500 metros más arriba de la entrada principal. En total hay 25 mesas con capacidad para unas 200 personas. Hay también máquinas donde venden agua, refrescos, café y snacks y un espacio con un muestrario de plantas medicinales y una exposición sobre el níspero. En esta zona también hay un parking gratuito.

Fuentes del Algar
Las fuentes del Algar

Nosotros optamos por acceder al recinto por la primera entrada. Íbamos con un carrito de bebé y nos tuvimos que dar la vuelta para dejarlo en el coche, ya que nada más entrar debes subir unos 100 escalones. Es complicado hacerlo con un carro de bebé, ya que además de la estrechez del lugar, se añade que es una vía de doble acceso, entrada y salida, por lo que hay muy poco espacio para el paso. Nosotros dejamos el carro y subimos con el bebé en los brazos. Otra opción, si no quieres renunciar a llevar el carro de bebé contigo, es entrar por el segundo acceso. De esta forma evitarás los escalones, pero tendrás que andar 500 metros cuesta arriba hasta la entrada y luego desde allí, diez minutos más hasta la zona de baño pasando por el espacio destinado para el picnic.

Conforme avanzas por los 1’5 kilómetros del río Algar que son accesibles a la visita (se combinan zonas naturales y artificiales) se observan numerosas cascadas, tolls (piscinas naturales de agua), zonas de trampolín para saltar desde las rocas al agua, etc. Hay pocas zonas donde el agua cubra por completo, siendo más frecuentes las zonas donde el agua llega hasta las rodillas.

Fuentes del Algar
Toll

El paisaje es muy bonito y digno de visitar. El agua está muy fría y cuesta entrar a bañarte, pero una vez te haces el ánimo, la experiencia vale la pena. Como punto positivo también hay que destacar las abundantes zonas de sombra. Si llevas a un bebé como nosotros es algo esencial.

Como aspecto negativo, lo habitual en estos casos, la gran masificación. Había tanta gente que deslucía un poco el encanto. El lugar está abierto todo el año, así que si se puede, sería recomendable evitar julio y agosto, aunque esto implica el tener que bañarte en agua tan fría en meses donde no hace tanto calor.

En los alrededores hay 4 o 5 restaurantes donde puedes comer. Nosotros elegimos el restaurante Casa Marcos porque tenía una piscina y el niño mayor podía disfrutar del baño. La piscina cuenta con dos trampolines, algo difícil de ver ya, uno grande para niño mayores de 12 años y uno pequeño para todas las edades.

El restaurante tiene dos zonas, una a un lado de la carretera, con comedor, donde sirven menús y platos a la carta y otra enfrente, donde está la piscina, en la que sirven pizzas y bocadillos. Comiendo en ambos el uso de la piscina es gratuito. Si comes como mínimo un menú, el parking te sale gratis. Si comes de pizza o bocadillo, te descuentan un euro, por lo que pasa a costarte 2 el parking.

En las inmediaciones del lugar está el DinoPark Algar, un lugar interesante si vas con niños, aunque quizás difícil de compaginar en un solo día con la visita a las Fuentes. Nosotros no lo visitamos. Lo dejamos para una nueva ocasión.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.