Tabarca

Tabarca

Tabarca es la isla más grande de la Comunidad Valenciana y la única que está habitada por un pequeño grupo de unas 60 personas.

El acceso a Tabarca se puede realizar desde diferentes puntos de la geografía alicantina, entre ellos Benidorm, El Campello, Alicante o Santa Pola, siendo este último el lugar idóneo pues la distancia desde aquí a la isla es de apenas 4,3 kilómetros, lo que viene a ser unas 2,35 millas náuticas.

El acceso a la isla se puede realizar de múltiples maneras, desde barcos taxi, hasta barcos grandes, lanchas rápidas o incluso alquilando un barco en Santa Pola.

Tabarca
Lancha rápida
Tabarca
Catamarán
Tabarca
Barco grande

Nosotros optamos por la opción de lancha rápida, descartando la opción de taxi por su precio, de barco grande por su tardanza y el alquiler de barco sin licencia porque éramos muchos y hubiéramos necesitado varios.

Tabarca
Nuestra lancha (46 pasajeros máximo)

A nuestra llegada a Santa Pola nos dirigimos hacia el puerto marítimo, el lugar desde donde se efectúa la salida. Aparcar en los alrededores del puerto marítimo es difícil si vas con el tiempo justo, pero si no tienes problemas de horarios es la mejor opción, pues aparcar en el puerto por la mañana y volver por la tarde te supone un gasto de unos 14 euros (precio máximo por día).

Una vez aparcas el coche y te diriges al paseo, enseguida ves multitud de casetas que a grito pelado te invitan a que compres allí los billetes para sus barcos. Nosotros nos decantamos por la opción de la lancha rápida, como he dicho más arriba. El precio fue de 10 euros ida y vuelta, un precio razonable. Los niños no pagaron (2 y 4 años), pero no tenían derecho a asiento (se tenían que sentar encima nuestro). Al final como el barco no iba lleno, si pudieron sentarse en un asiento para ellos.

Tabarca
Caseta de venta

El paseo en lancha es muy agradable. En apenas 10-15 minutos llegas a la isla. Por el camino, poco que ver más el trasiego de barcos que van y vienen de la isla.

Tabarca
Barcos fondeados

Al llegar allí, lo primero que debes hacer, si no te has llevado comida, es reservar en uno de los muchos restaurantes que hay por allí, pues conforme va llegando la gente, va reservando y casi todos llenan el aforo. Nosotros escogimos uno al azar (Restaurante Amparín). Allí el menú es de 12 euros en temporada baja y 15 en temporada alta. El día que nosotros fuimos constaba de ensalada y fritura de calamares y pescados para compartir y un plato a elegir entre arroz a banda o arroz con gambas y cigalas, además de pan, postre y una bebida. La comida no es para tirar cohetes, pero bueno, tampoco fuimos a Tabarca a comer algo maravilloso y menos por ese precio.

Tabarca
Restaurantes

De Tabarca decir que las aguas son maravillosas. Totalmente cristalinas y llenas de peces que tú mismo puedes observar incluso cuando el agua te llega por las rodillas. No en vano, es una reserva marina, y eso se tiene que notar en este sentido.

Tabarca

Me llamo la atención que a la llegada había una serie de montículos de piedras en las playas, habilitados para dejar las sombrillas. Hay poca arena y debe ser utilizado de un día para otro por todos los visitantes de la isla.

Como cabía esperar, los precios en cuanto a reserva de hamacas, hamacas en zona de sombra, patinetes con tobogán, etc., son demasiado elevados. Por ejemplo 1 hora de patín con tobogán para 4 personas, 16 euros. 1 hamaca con sobra 9 euros y 2 hamacas con sombrilla 18 euros.

Tabarca

Si te cansas de playa, puedes dar una vueltecita a la isla para ver las fenomenales calas que esconde, donde siempre encuentras gente haciendo snorkel, alucinada por la gran cantidad de peces que se observan.

Al otro lado de la playa encuentras el pueblo de Tabarca, la zona donde viven los lugareños y donde puedes encontrar también algunas tiendas para comprar recuerdos y es que el merchandising también funciona en la isla.

Una vez decides abandonar la isla, debes saber que hay una continua ida y venida de barcos para recogerte. Se forman diferentes colas para barcos grandes, lanchas rápidas, etc. Si eliges para volver la hora punta (en torno a las 18:00-20:00), siempre hablando de los meses de Julio y Agosto, puede ser que te toque esperar una media hora hasta que llegue tu barco.

En definitiva, la visita a Tabarca supuso para nosotros un día diferente, que fue de nuestro agrado y que volveríamos a repetir dentro de unos años.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.