Las grutas de San José (Vall d’Uxo)

Grutas de San José

En el pequeño municipio castellonense de Vall d’Uxo, ubicado a tan solo 45 kilómetros de Valencia, encontramos una maravilla de la naturaleza, conocida como las Grutas de San José, un lugar con un encanto inigualable dentro del Parque Natural de la Sierra de Espadán.

Grutas de San José
Río en las afueras de las cuevas

A la llegada a las grutas se observa un inmenso parking gratuito con numerosas plazas para autobuses, que nos da muestras de lo altamente turísticas y visitadas que son. Junto a él, una zona con unos bancos y mesas a modo de merenderos para todo aquel que desee comer allí.

Grutas de San José
Zona de merenderos

Subiendo por la zona indicada, se accede al lugar de adquisición de entradas (también se pueden comprar a través de la página web, pero se debe indicar un día y hora concreta, por lo que en mi opinión no conviene hacerlo a no ser que se esté muy seguro de llegar). En esta misma zona hay algunas tiendas de venta de souvenirs y varios locales para comer, aunque la oferta gastronómica es bastante limitada, ciñéndose a algunas cafeterías, bocaterías o bares, además de un precioso restaurante, llamado Restaurante la Gruta, en el que se pueden comer platos más sofisticados, evidentemente a un precio mucho mayor. Nosotros hicimos la visita un lunes y este día de la semana, solo estaba abierto un bar que sirven menús y platos combinados que estaban buenos y que además, nos salieron muy bien de precio.

Grutas de San José
Restaurante La Gruta
Grutas de San José
Aquí comimos
Grutas de San José
Explanada con locales para comer

Son muchas las veces que hemos visitado las cuevas y cada vez nos gustan más, pero esta era especial, pues lo hacíamos por primera vez con nuestros hijos. El mayor, con capacidad ya de entendimiento, disfrutó muchísimo la visita.

Grutas de San José

La entrada a las grutas nos costó 10 euros por adulto. Ninguno de los niños pagó al ser menores de 4 años. La visita se hace prácticamente en su totalidad en una barca, dirigidos por un barquero que a su vez hace las veces de guía, dando explicaciones básicas de las diferentes galerías que uno va observando, las figuras que han formado las rocas con el paso de los tiempos o cualquier otra curiosidad relativa a las mismas. El río subterráneo por el que circulan las barcas es el río navegable más grande de Europa. La cavidad posee 2750 m. , de los que solo 1055 m. son visitables (800 metros se realizan en barca y 255 a pie), La duración de la visita es de unos 40 minutos. La profundidad del río es cambiante, siendo en algunas zonas de apenas medio metro y en otras de hasta 8 m. en zonas navegables y 11 m. en zonas por las que no pasa la barca. El caudal del río es estable y lo van regulando artificialmente. Sin embargo, en época de lluvias, debido a las filtraciones, el caudal puede aumentar tanto que incluso pueden llegar a cerrar las Cuevas, como ocurrió recientemente por las fuertes lluvias en la Comunidad que elevaron el caudal 2 metros.

Grutas de San José
Zona de entrada

Según nos comentó el guía, todavía no se conoce el origen del río ni el final de las Cuevas. Hay unas zonas que se han descubierto pero no son transitables para visitantes, pues se encuentran todavía en fase de estudio y es un proyecto muy costoso el poder ampliar la visita. A modo de curiosidad nos comentó que en el agua viven unos animales similares a los crustáceos de color blanco.

Grutas de San José

Durante todo el tramo que vas en barca debes ir con mucho cuidado para no golpearte con las piedras que pasan rozando permanentemente tu cabeza. No sería descabellada la idea de proporcionar un casco a los visitantes para evitar males mayores.

 Durante el trayecto se asiste a lugares mágicos, como la sala de los murciélagos en honor a estos antiguos habitantes que tuvieron que huir ante la visita de tanto humano, la catedral, llamada así por sus amplias dimensiones. Además, durante el agradable paseo, se atraviesan túneles artificiales como el paseo de los enamorados mientras se observan figuras que se han formado con el paso de los años como la del perro pachón, o coladas como la del mantón de manila.

Grutas de San José
Mapa de las cuevas

 La visita en barca se ve acompañada de una suave música de fondo, que no hace sino aumentar la placentera sensación de tranquilidad, paz y armonía con la naturaleza, mientras vas viendo por todos lados el amplio número de estalactitas y estalagmitas que decoran la cueva, gracias a una lograda iluminación eléctrica.

La parte de la galería seca, llevada a cabo a pie, es más previsible, siendo lo más destacable una zona de piedra roja conocida como la cara del diablo por su color y una piedra que se asemeja a un cocodrilo.

Para finalizar la visita se vuelve a la misma barca que te ha dejado en la galería seca, cuyo número debes recordar. Esta forma de proceder no la entendía muy bien, pues te obliga a realizar la parte a pie bastante rápido para no hacer esperar a tus compañeros de barca.

Durante la visita no están permitidas las fotos ni videos, pero si quieres hacerte una idea de cómo son las Cuevas puedes consultar su página web, donde hay imágenes destacadas de las mismas. Una vez subes a la barca un fotógrafo te hace una foto, que luego a la salida puedes comprar a modo de recuerdo.

Lejos de lo que uno pueda imaginar, la temperatura dentro de las Cuevas no es fría, sino que permanece estable a unos 20 grados durante todo el año, por lo que no necesitarás ir demasiado abrigado.

 En verano, durante el mes de agosto, en la parte externa, hay una piscina de verano, con entrada gratuita para los niños.

 Algunos días de la semana se celebran unas jornadas prehistóricas didácticas “El origen de les Coves de Sant Josep” en las que se realizan diferentes talleres y actividades en las que explican cómo se hacía el fuego, con encendido en vivo de este, demostraciones de cómo fabricaban, cortaban y usaban en general las herramientas de piedra, etc.

Grutas de San José
El origen de las grutas de San José

También hay visitas especiales con música en directo dentro de las cuevas, por si resulta de interés para alguien.

Grutas de San José
Conciertos en las Grutas

Desde la oficina de turismo se ofrecen salidas guiadas que se pueden contratar allí mismo. Aquí tenéis las paradas y horarios.

Grutas de San José

Cerca del lugar de entrada a las cuevas existe la posibilidad de visitar los restos de un antiguo poblado íbero-romano, situado en lo alto del Cerro de San José, aunque no resulta de demasiado interés, excepto por las buenas vistas de que se observan desde los miradores.

Grutas de San José
Acceso a la zona de la ermita y poblado íbero-romano
Grutas de San José
Vistas desde arriba

Si tienes tiempo para pasar un rato más en Vall d’Uxo, acude a ver los acueductos de San José y L’Alcudia, un conjunto de canales romanos que formaban parte de la conducción hidráulica del municipio tiempo atrás.

Grutas de San José
Acueductos

En resumen una visita altamente recomendable para gente de todo tipo de edades.

 

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.