Andorra en Verano

ANDORRA EN VERANO (Con niño de casi 3 años y bebé de 4 meses)
IMG_2446
IMG_2450

Planeando la escapada

Era el primer viaje con nuestro bebé de 4 meses, así que pensando en él y en nuestro otro hijo, el cual era todavía pequeño para hacer muchas actividades, descartamos varios destinos más apetecibles que el que finalmente elegimos (¡otro año será!). Además, en año de muchos gastos, la economía tampoco estaba demasiado boyante como para acometer demasiadas locuras, así que elegimos Andorra, un destino relativamente cercano y barato, al que podíamos acceder en nuestro propio vehículo, ahorrándonos los costes del avión y el alquiler de coche con sus respectivas sillas de viaje. Además, al ser un destino preferentemente invernal y contar con mucha oferta de alojamiento, pensamos que podíamos encontrar una buena oferta de hostería, como así fue. Los resultados superaron las expectativas y finalmente salió un viaje muy divertido que os recomendamos al cien por cien.

El alojamiento

Tras mucha búsqueda por diferentes webs, nos decantamos por una oferta que encontramos en el portal Buscounchollo.com. Andorra tiene mucho turismo invernal así que éramos conscientes de que saldrían muy buenas ofertas de alojamiento para el verano. El portal al que hago referencia saca habitualmente “chollos” en este pequeño país al norte de España. Nosotros reservamos a través de él una semana en los apartamentos La Mercería, ubicados en el Tarter por 248 euros. Tenía dos habitaciones un baño y una cocina-comedor.

Como aspectos positivos resaltar la buena ubicación para la realización de las diferentes actividades planteadas y la limpieza de los mismos. Como puntos negativos el hecho de que en la planta baja, junto a la puerta se deposita la basura, lo que provoca que haya un mal olor continuo al entrar o salir por la puerta principal y que el wifi sea de pago (4 euros al día y su funcionamiento es bastante deficiente). Los apartamentos ponen al servicio del cliente un parking de pago, de diez euros al día. Nosotros no lo utilizamos, ya que abajo hay una pequeña zona para aparcar, que solía estar siempre libre.

DÍA 1- VALENCIA- El Tarter-Andorra-

 Como viajábamos con niños, planteamos hacer el recorrido con varias paradas. La primera la hicimos para comer en Peñíscola, en concreto en un chiringuito conocido como el Chiringuito de Toni. Se trata de un complejo con dos piscinas, una grande y una pequeña. En la pequeña hay dos toboganes por los que se lanzan los niños de corta edad. Además de las dos piscinas, hay una pequeña zona de agua que sirve de caída a dos empinados toboganes para los adultos.

Para comer hay un típico chiringuito de playa/piscina con tapas típicas y los habituales menús de hamburguesas, pasta, etc. , algunos de ellos tematizados con nombres, como el menú Mickey, como reclamo de venta para los más pequeños.

El lugar es bastante recomendable ya que por un bajo precio tus hijos pueden disfrutar de un día diferente, en una bonita piscina con toboganes. No tiene nada que ver con un parque de agua, pero puedes pasar un día divertido de forma económica. Hay bastante aparcamiento disponible bordeando la piscinas y también en un descampado muy cercano. Además de las piscinas había algunos campos de fútbol sala, donde algunos niños practicaban deporte. El único pero, por ponerle alguno, la temperatura del agua, bastante fría para mi gusto.

IMG-20160725-WA0011
Toboganes del Chiringuito de Toni

DÍA 2.- FAMILY PARK CANILLO- MONT MAGIC

Debido al largo viaje del día anterior, decidimos buscar una actividad que no requiriera demasiado desplazamiento en coche, así que optamos por visitar el Family Park de Canillo, ubicado a una distancia de 5,5 kilómetros de nuestro apartamento, a unos 8 minutos en coche.

Cuando buscas información sobre este parque no queda demasiada clara la diferencia entre El Family Park y Mon(t) Magic. Este último da nombre a una ambientación que se hace durante el invierno, en el que algunos personajes cobran vida y participan de forma interactiva en algunas de las actividades de la zona, descienden pistas, etc., según nos explicaron algunos monitores de actividades. Durante el verano solo quedan algunos carteles y algunas figuras de los personajes repartidas por la estación.

Al llegar, aparcamos el vehículo en el mismo parking que da acceso al telecabina que sube al Family Park. El precio del parking es muy económico, de 8’00 a 20’00 horas cuesta tan solo 3 euros. Lo llaman tarifa esquiadores y no se tiene que hacer nada especial para recibirla. Al introducir el ticket para hacer el pago, simplemente te indica que la cantidad a pagar es de 3 euros. En los alrededores del telecabina es bastante complicado aparcar, existiendo muchos lugares con zona azul, con la particularidad que en Andorra son de pago incluso los domingos, mañana y tarde.

IMG_2449
Family Park Canillo
IMG_2448
Camas elásticas

Una vez aparcas el vehículo, te trasladas a las taquillas donde compras el forfait que da subida en telecabina al Family Park (unos diez minutos aproximadamente). Las entradas de las diferentes atracciones puedes comprarlas allí mismo o arriba, una vez bajas del telecabina, habiendo packs que cubren todas las actividades o pudiendo comprarlas de manera individual. Algunas actividades no están incluidas en los packs y deben pagarse aparte, como la tirolina o los paseos en pony. Si has comprado el pack, hay un pequeño descuento para estas. (El paseo en pony eran 6 euros. Si habías comprado el pack de actividades 5).

IMG_2479
Devalkart

Tanto durante el breve paseo en el telecabina como una vez accedes a la parte alta de la estación, hay que destacar el bonito paisaje que se observa, con abundante vegetación y un lago al fondo. Estar allí arriba, sin realizar ninguna actividad, ya es un regalo para los sentidos.

En el Family Park, hay dos zonas bastante diferenciadas. Una arriba, nada más bajar del telecabina, donde se encuentran las camas elásticas, el tiro con arco, los hinchables, el jump, los karts eléctricos, el tubbing, la tirolina y el devalkart (una bajada en un kart sin motor por las mismas pistas que se esquían en invierno).

IMG_2453
Karts eléctricos
IMG_2496
Hinchables

Para acceder a la segunda zona hay que bajar por el telesilla. Allí se encuentran las actividades de canoas, piraguas, barcos a pedales y el arapahoe (similar al mushing, en el que das un paseo en un trineo tirado por unos perros) además de encontrar un pequeño parque infantil junto a una zona con bancos típicos de merenderos.

IMG_2475
Vistas desde la zona de llegada del telecabina

IMG_2554

Comida en Roc de les Bruixes

Para comer hay solo dos opciones, el restaurante Roc de les Bruixes y junto a este, el típico puesto de estación de esquí, con los menús de bocadillos o hamburguesas con patatas fritas y refrescos, que puedes comer al aire libre o en una zona interior.

Nosotros escogimos la primera opción y nos gustó mucho la comida y el trato que recibimos. Además, sin ser una opción barata, la oferta de menús del día, tanto para adultos como para niños, hace que pueda ser asequible para todos los bolsillos.

Volviendo al Family Park, nos gustaría resaltar que prácticamente estábamos solos, por lo que nuestro hijo pudo repetir las actividades las veces que quiso, sin hacer ningún tipo de cola. Por lo que nos contaron, es lo habitual en estas fechas.

Para cualquier información sobre fechas de apertura y cierre, precios de los packs y las actividades aisladas, horarios, edades permitidas para cada actividad, etc., es conveniente visitar la página web del parque, ya que pueden sufrir modificaciones.

En resumen, un lugar totalmente recomendable si viajáis con un niño de unos 3 años de edad. El nuestro se lo pasó en grande.

DÍA 3: DÍA 3 MUSHING Y PALACIO DE HIELO EN CANILLO (PAL ARINSAL + CANILLO)

Mañana: Mushing

Para realizar la actividad nos dirigimos hacia la Estación de esquí de Vallnord- Pal, en concreto al sector la Caubella. Antes de llegar a la zona donde está ubicado el Mountain Park (visita que teníamos planificada para el día siguiente), se observa una señalización de la empresa Mushing Pirineus. Tras aparcar el coche, nos dirigimos hacia la señal y caminando unos 50 metros cuesta arriba, llegamos a la zona donde ser realizaba la actividad.

IMG_2613
Mushing

No habíamos hecho ninguna reserva por lo que el chico que nos atendió nos dijo que debíamos esperar unos 20 minutos para que preparara los perros. El mushing es una actividad en la que un conjunto de 9 perros, dos de los cuales ejercen de guías, tiran de un carro (trineo en invierno) de dos plazas. El “musher”, está en la parte trasera del carro y con sus palabras va dirigiendo a los perros para que estos se detengan, aumenten la velocidad, etc.

IMG_2622

El precio de la actividad fue de 21 euros los adultos, y 14 los niños, para un recorrido de unos quince minutos. En invierno la duración es mayor ya que los perros no se cansan tanto.

La actividad valió la pena, pues nuestro hijo se divirtió mucho. Para un adulto quizás no tanto, aunque posiblemente en invierno resulte más atractiva.

Comida en una Borda: Borda Xixerella

Las bordas andorranas son antiguas casas de campo, ubicadas normalmente en las afueras de los pueblos que eran utilizadas como lugar de almacenaje, recogida de los animales o secadores.

Hoy en día, pocas se utilizan ya como vivienda, siendo habitual que se hayan habilitado como restaurantes.

La característica principal es que la comida que se sirve está basada en los productos que ofrece la montaña.

Nosotros probamos este día la Borda Xixerella, que se encuentra bajando desde la estación de Pal antes de llegar al pueblo que da nombre al restaurante. La comida fue excelente y también el servicio. El precio de una comida en las bordas no es barato, saliendo sobre los 30-40 euros el cubierto.

Una opción altamente recomendable para comer si vas a pasar un tiempo por Andorra. Hay muchas y todas tienen muy buena pinta. Además, hay muchas páginas con recomendaciones de las mejores, por lo que hay cuantiosa información para que cada uno realice su elección.

Tarde: Palacio de hielo de Canillo

Por la tarde teníamos previsto que nuestro hijo hiciera un bautizo a poni con la empresa Hipica L’Aldosa, ubicada en la Massana, pero como había subido ya en poni en Mon(t) Magic y sabíamos que iba a volver a tener oportunidad de hacerlo en otros parques que íbamos a visitar, decidimos hacer un cambio de planes. De todas formas, para aquellos con hijos de más de 6 años, que quieran realizar salidas a caballo, puede resultar una opción enriquecedora, pues hacen rutas en exteriores.

IMG_2653
Palacio de hielo de Canillo

Después de comer nos dirigimos al palacio de hielo de Canillo, a pasar una tarde patinando con nuestro hijo mayor. Resultó de lo más entretenida y nuestro hijo comprobó las dificultades de mantenerse en pie en una superficie tan deslizante. Por suerte, su madre patinaba muy bien y pudieron pasar un buen rato haciéndole deslizar sentado en una especie de silla/taburete que te proporcionan allí mismo. Al final, incluso se atrevió a ponerse en pie y dar unos pasos.

IMG_2654

El palacio de hielo ofrece actividades muy interesantes para niños más mayores como karting sobre hielo, partidos de ballai balloon, curling, etc. Para más información sobre estas, horarios, edades a las que van destinadas, puede consultarse su página web, donde está todo muy bien explicado.

IMG_2660

Para terminar la tarde, nos dirigimos a un parque infantil que hay en la parte de detrás del palacio de hielo. Consta de dos zonas, con diferentes columpios y atracciones. Le gustó tanto, que al día siguiente repetimos.

 DÍA 4.- MOUNTAIN PARK DE VALLNORD

IMG_2725
Mountain park

 En la estación de Vallnord, en la zona de Pal, está ubicado el Mountain Park, un espacio que cuenta con muchas actividades para que puedan disfrutar los niños y los no tan niños. En la zona de entrada, junto a las taquillas donde se compran las entradas hay un tren eléctrico y la atracción del jump, en la que colgado de un arnés, vas dando saltos impulsándote en una colchoneta elástica. Junto a estos hay un lugar donde hay ponis para dar una vuelta a los niños y al otro lado, una zona de originales juegos de madera, entre los que destaca un pequeño rocódromo.

IMG_2718
Hinchables del pekepark

Bajando por una escalera se accede a la zona del pekepark, llena de hinchables, piscinas de bolas y camas elásticas para los más pequeños. Junto a estos está la actividad de los karts eléctricos y una tirolina de unos 150 metros. Dejan subir a partir de los 3 años, pero a mi juicio es demasiado fuerte para un niño de tan corta edad.

IMG_2727
pekepark
IMG_2729
Tren eléctrico

Para practicar las actividades hay dos opciones: comprar la pulsera que te permite el acceso a la mayoría de ellas (según la edad), o comprar las actividades por separado. Algunas actividades quedan fuera del pack, en caso de que compres la pulsera y deben ser pagadas a parte, como es el caso de el mushing o la subida en pony. A nosotros nos salió por 14 euros la pulsera del niño. El pago quedó altamente amortizado.

IMG_2731
Rocódromo y zona de juegos de Mountain Park

IMG_2791 IMG_2856

Es frecuente ver a mucha gente montada en bicicleta, ya que allí está el Bike Park de Vallnord. Por la compra de un Forfait, tienes acceso a los diferentes circuitos y los remontes.

IMG_2857

Ese día decidimos comer en la misma estación, que ofrecía menús a buen precio.

Por la tarde, seguimos aprovechando la visita y nuestro hijo, pasando de atracción en atracción, hasta que llegaron las 18’00 h., hora de cierre.

IMG_2869 IMG_2870

Si hubiéramos tenido consciencia de la ubicación exacta del lugar del mushing, hubiésemos dejado para este día su realización, por lo que aconsejamos que si alguien planea hacer una visita al Mountain Park de Vallnord y quiere hacer el mushing, lo haga el mismo día.

 DÍA 5.- Piscina + Visita al Lago de Engolasters

 Mañana: Piscina en Club Esportiu Serradells

 En época de verano, los niños piden piscina y el nuestro no es una excepción, así que después de unos días pidiéndonos visitar una, decidimos darle el gusto y viajar hasta Andorra la Vella, en concreto al Centre Esportiu els Serradells que cuenta en sus instalaciones con dos, una cubierta y una al aire libre.

IMG_2914
Piscina

La entrada nos costó 6 euros por adulto, lo que daba acceso a ambas piscinas, aunque nosotros solo utilizamos la descubierta. Los niños no pagaron entrada.

A destacar de esta piscina, las bonitas vistas de las montañas mientras te bañas. Es además, una piscina muy bonita con diferentes zonas para niños y adultos. Los niños tienen mucho espacio para disfrutar del baño en zonas donde no les cubre. De hecho nos llamó la atención la presencia de muchos grupos de campamentos o escuelas de verano con niños muy pequeños.

El agua no estaba demasiado fría, lo que nos permitió un baño relajante y divertido.

Dentro del recinto de la piscina hay un pequeño bar.

Una vez terminamos de bañarnos nos dirigimos al Lago de Engolasters por la carretera que lleva a Encamp-Canillo. Al salir de Escaldes, se observan unas indicaciones de esta carretera. Siguiendo las señalizaciones llegas hasta un parking, donde está ubicado el hotel/restaurante Camp del Serrat, lugar que elegimos para comer.

 Lo primero que te choca al llegar al parking es que hay dos zonas diferenciadas. Una es zona azul, en la que tienes que pagar por horas, lo que nos pareció muy mal, ya no solo por tener que pagar zona azul en un lugar como ese, sino por el hecho de que te hacía estar pendiente de la hora una vez te adentrabas en la naturaleza. Y otra zona, que era un parking privado del hotel, al que no te permitían acceder ni aún comiendo en el restaurante. Era tarde y por eso, a pesar de las incomodidades decidimos comer allí.

IMG_2919

La comida fue buena pero no os recomendaríamos ir adrede a comer allí. Cumplió las expectativas sin más.

Par todos aquellos que tengáis pensado visitar la zona, debéis saber que antes de la última rampa que da acceso al restaurante hay un pequeño parking sin asfaltar y también hay zona de aparcamiento en los dos restaurantes que te encuentras a mitad de camino de la ruta de Engolasters, de los que luego hablaremos.

IMG_2965
Vistas del lago
IMG_2970
Juegos de agua

IMG_2966

Una vez reposada la comida, decidimos comenzar la ruta a pie al lago de Engolaters. Es una ruta muy fácil que hicimos incluso con un carrito de bebé. Lo primero que uno observa, nada más salir es la presencia de un pequeño establo con cabras, que llaman la atención de los más pequeños. A mitad de camino, se llega a dos restaurantes, Llac de Cel y La dama del Llac. Justo en ese punto, puedes descender hacia el lago y observas una serie de juegos de agua: El caracol de Arquímedes, el Molino, Los canales y las derivaciones y la turbina. Son bastante curiosos y en definitiva, una forma más de entretenimiento durante el paseo. Fueron construidos en el verano de 2014. A través de la experimentación, introducen los principios físicos elementales que han permitido el desarrollo de las civilizaciones y en particular el progreso socioeconómico de Andorra en los últimos siglos.

IMG_2928
Establo con cabras

La ruta es muy fácil para ir incluso con un bebé, con carro o portabebés, ya que se hace por un camino llano. Es bastante corta y fácil de hacer, pues siempre se va bordeando el lago, el cual no pierdes de vista. A mitad de recorrido, el camino empeora, por lo que nosotros decidimos volver por el mismo lugar que habíamos venido, en lugar de terminar de bordear el lago. A la hora que nosotros realizamos la ruta, sobre las seis de la tarde, el camino es casi todo con sombra, debido a la gran cantidad de árboles que hay a ambos lados de este, por lo que es una buena hora para hacerlo con niños pequeños.IMG_2964

Durante el camino se observan muchas indicaciones de Bosc Aventura, una zona lúdica que cuenta con 4 circuitos según la edad y nivel de los niños. La edad mínima de acceso es de 5 años, por lo que nosotros no llevamos a nuestros hijos, aunque consideramos que tanto este como el bosque de aventuras del Segudet en Ordino, deben ser unos buenos lugares para llevar a todos aquellos niños a los que les guste la aventura.

IMG_2971
Juegos de agua

IMG_2972 IMG_2977

 DÍA 6.- NATURLANDIA

Naturlandia es una estación de esquí reconvertida ubicada en la Carretera de la Rabasa en Sant Julià de Lòria. Cuenta con dos zonas, una en la cota 1600 y otra en la cota 2000.

IMG_3002
Naturlandia: cota 2000

Nosotros comenzamos nuestra andadura en la cota 2000. Como en todos los parques infantiles de Andorra, no hace falta que los adultos que acompañan a los niños compren una entrada para las atracciones del parque, simplemente pueden ser acompañantes. La entrada del niño nos costó 21 euros, lo que daba acceso a todas las actividades de ambas cotas, incluido el parque de animales de la cota 2000. Nuestro hijo no pudo realizar muchas de ellas porque no superaba los 1,20 m, de altura, talla mínima para poder subir en el tobotronc, hacer el airtrek o subir en los karts eléctricos. Nosotros, en este parque sí que compramos las entradas de adultos por dos razones: la primera fue porque queríamos probar el tobotronc (¡Nos encantó!) y la segunda porque la visita al parque de animales no la podía hacer el niño solo y teníamos que pagar 12 euros por entrar. La entrada de adulto costaba 29 euros, así que por la diferencia de precio optamos por unirnos a la diversión de probar las diferentes atracciones.

IMG_3004
Tubbing
IMG_3005
Paseos en pony

IMG_3016

Cuando compramos la entrada de adulto nos dijeron que había previsión de lluvia por la tarde, y que si llovía se pararía el tobotronc, aunque si dejaba de llover se pondría en marcha de nuevo. Decidimos arriesgar, así que compramos las entradas.

IMG_3017

Como he dicho, comenzamos nuestra visita en la cota 2000. Allí, está ubicado el parque de animales de Naturlandia, dentro del bosque de la Rabassa. Los animales que encuentras son especies autóctonas del Pirineo, como osos, lobos o ciervos. Aunque la fauna no es demasiado extensa, sí que está muy bien ambientado, lo que hace que en ocasiones te sientas como dentro del mismo bosque. Dentro del mismo lugar, está la zona más atractiva para niños pequeños, una pequeña granja escuela donde se observan conejos, cerdos y otros animales domésticos, pudiendo interactuar con ellos. También, junto a la granja escuela hay una zona de ponis, donde los niños pueden montar, dirigidos por sus propios padres.

IMG_3027

Fuera del recinto de animales hay pocas actividades más, la zona de tubbing y minitubbing, para adultos y niños respectivamente y una pequeña zona de hinchables y camas elásticas. Junto a estas hay un restaurante.

IMG_3029

Una vez terminadas las actividades en la cota 2000, decidimos bajar a la cota 1600, donde comimos uno de los menús ofertados en el restaurante. El tiempo empeoraba así que, aprovechando la siesta de los niños, decidimos hacer turnos de vigilancia y subir en el tobotronc.

IMG_3030

IMG_3033

IMG_3050Sobre las 16’00 comenzó a aparecer una suave llovizna y la estación se paralizó. Dejó de funcionar el tobotronc, el airtrek, los karts eléctricos para niños, el tiro con arco….todo excepto los buggyes. A las 17’20 dejó de llover pero ya casi nada se volvió a poner en marcha. La lluvia no era tan intensa como para detener todas las actividades y además la información que nos dieron no fue correcta, ya que una vez paró de llover el tobotronc no volvió a funcionar. Además, también dejaron de realizarse otras actividades y esta información nos la omitieron con la compra de las entradas. Aunque nos sentimos un poco engañados, estábamos de viaje y teníamos ganas de pasarlo bien, así que cuando se despertó el mayor de nuestros hijos, lo llevamos a un pintacaras que habían montado en el interior del restaurante. Por el precio de 1 euro, en unos pocos minutos, uno de los monitores de la estación lo pintó maravillosamente de lobo.

IMG_3065
Airtrek (cota 1600)

 

IMG_3067
Buggyes (cota 1600)

 

Con pocas ganas de irnos llegaron las 18’00 h, hora de cierre de la estación. Habíamos pasado un día muy divertido

DÍA 7 MINA DE LLORTS + PARQUE AGUSTINA ORDINO-ARCALIS

 Mañana: Mina de Llorts

Era ya el último día, el cansancio hacía mella, así que nos levantamos más tarde de lo normal. Emprendimos camino hacia el bonito pueblo de Llorts, donde queríamos visitar la famosa mina. El horario de cierre por la mañana eran las 13’30 horas y no habíamos reservado la visita, así que al llegar nos dirigimos a la caseta de información, donde un amable chico nos indicó que podíamos hacer la visita en ese mismo momento si así lo deseábamos, así que no nos lo pensamos y por 5 euros cada adulto (los niños no pagaron) nos dirigimos a visitar la mina. Nos dieron 4 chubasqueros y 4 cascos. Fue un poco cómico porque resultó un poco complicado ponerle el chubasquero y el casco al bebé de 4 meses.

IMG_3166
Mina de Llorts

El mismo chico que nos había dado la información nos hizo de guía durante la visita. Esta fue muy breve, de apenas 15 minutos. La mina es muy pequeña, unos 30 metros aproximadamente. Además, la explicación es bastante somera (adaptándose muy bien a las circunstancias que teníamos con un niño pequeño y un bebé). Una vez salimos fuera, el guía nos indicó dos fuentes naturales donde podíamos probar el agua con sabor a hierro. A diferencia de otras minas, el agua sale transparente en lugar de roja, aunque el sabor se nota como algo metálico. Nos avisó de que no bebiéramos mucho ni la conserváramos porque en caso de hacerlo, podrían desarrollarse bacterias que provocarían problemas intestinales como diárreas o vómitos. Le hicimos caso, solo dimos un trago pequeño, para comprobar el sabor a hierro que emanaba y no tuvimos ninguna secuela gástrica.

IMG_3167

Prácticamente al lado de la entrada a la mina, nace el “camí del Traginers”, que forma parte de la Ruta del Hierro. Es un sendero perfecto para realizar con niños. Nosotros no lo hicimos, ya que íbamos un poco mal de tiempo y queríamos visitar la zona de Ordino-Arcalis. El camino tiene unos 4 kilómetros de longitud. Este camino es el que utilizaban los mineros con sus mulas para trasladar el mineral hasta el lugar donde a partir de este se obtenía el hierro, la conocida Farga Rosell, utilizado hoy como Centro de Interpretación para los niños. A lo largo del camino hay diferentes esculturas de hierro en homenaje a algunas personas que trabajaron en esta industria.

IMG-20160725-WA0012
Fuentes naturales

Después de la visita a la mina nos dirigimos a la estación de Ordino-Arcalis, en concreto al Sector de la Coma, ubicada a apenas unos quince minutos de allí. Durante la subida, se observan muchas vacas en los prados de las montañas. Algunas incluso invadieron la carretera durante nuestra subida, teniendo que detener la marcha y sortearlas. En esta estación de Ordino-Arcalis, está el parque Agustina, una zona de hinchables y camas elásticas a las que pueden acceder los niños previo pago de una cantidad de 5 euros. Dentro de esta estación está la salida para hacer la famosa ruta de los Lagos Tristaina. Nosotros no la hicimos pues íbamos con el bebé y el niño pequeño, pero había mucha gente ataviada con ropa deportiva, que iba y venía por el sendero. El paisaje desde esa zona es precioso. Una vez terminada la carretera y aparcado el coche en el parking, se inicia un camino de subida, con unas vistas espectaculares (nosotros las veíamos desde el mismo parking). En muchos foros leímos que era una excursión apta para hacerla con portabebés y niños pequeños aunque a nosotros viendo la subida y la estrechez del camino no nos lo pareció tanto, sobre todo para niños de 2-3 años que no suelen andar mucho. Es algo que nos queda pendiente y que sin duda algún día nos gustaría hacer.

IMG_3208
Vistas desde Ordino-Arcalis
IMG_3229
Parque Agustina

IMG_3199

IMG_3200

En la misma zona de parking está el telesilla de Creussans, que te permite ver las fenomenales vistas sin tener que caminar. Para los menos deportistas puede ser una opción recomendable si se quiere disfrutar de unos paisajes tan sorprendentes.

IMG_3203 IMG_3207

Comida en Brasería La Neu

Para comer volvimos al pueblo de Llorts. El cielo amenazaba tormenta, así que justo enfrente del parking que daba acceso a la mina de Llorts habíamos visto una brasería llamada “La Neu”, restaurante que pertenecía a un complejo de Apartamentos y Apartahoteles del mismo nombre, que tenía muy buena pinta. Junto al restaurante había un pequeño parque infantil de uso privado para clientes, por lo que si comías en la zona exterior del restaurante tus hijos podían jugar mientras tú comías.

La comida nos gustó mucho. Si volviéramos al mismo lugar sin duda repetíriamos ya que todo lo que pedimos estaba excelente. El trato fue bastante familiar y cercano. Sin duda, un lugar que recomendamos para todo aquel que pase por allí.

Algunos consejos

  • Durante nuestra estancia nos sorprendió alguna tormenta y bajadas y subidas bruscas de temperatura. Un día estábamos a 32 grados y al siguiente a 14. Por lo tanto es recomendable llevar ropa de abrigo y algún chubasquero.
  • Hay que recordar que en lo que a llamadas telefónicas se refiere Andorra es ZONA 3. Por esta razón, para evitar el sablazo de las compañías telefónicas conviene adquirir una tarjeta telefónica de Andorra o bien funcionar con el WIFI.
  • Hay WIFI en prácticamente todos los lugares, incluso en las estaciones de esquí, por lo que es fácil estar comunicado en cualquier momento con tu gente.
  • Utiliza un GPS offline. Yo me bajé la aplicación de Android “Here Maps” y funcionó a la perfección. Andorra no es grande y está todo muy bien señalizado, pero un GPS siempre te ayuda a llegar a los sitios más rápido.
  • Utiliza parkings y evita zona azul. La mayoría de los parkings dan media o una hora gratis, con lo que al final te suele salir más barato que pagar la zona azul. Además, de esta forma evitas tener que estar pendiente en todo momento de la hora.
  • Prueba una Borda. A fecha de hoy hay 25 en Andorra. Busca información sobre estos pintorescos y atractivos lugares y prueba la que más te guste. Es comida autóctona y de una calidad alta.
  • Nosotros disfrutamos de una semana entera en Andorra y pudimos visitar todos los parques, aunque si estáis menos tiempo y queréis hacer una selección, os aconsejamos que descartéis el parque Agustina de Ordino-Arcalis, ya que es solo una zona de hinchables y camas elásticas, aunque la vista es preciosa. Consideramos de visita obligada Naturlandia, sobre todo si vais con niños de más de 1,20 m. de altura y el Family Park (Mont Magic) de Canillo, para niños de a partir de 3 años. Si no os da tiempo a todo o no tenéis tantas ganas de parques, podéis descartar el Mountain Park de Pal-Arinsal, ya que las actividades que ofrecen son muy similares a las del Family Park, y entre los dos nos gustó más el de Canillo.
  • Los parques cierran muy pronto, a las 18’00. Madruga para llegar con tiempo y poder disfrutar al máximo de ellos.
  • Andorra es mucho más que una zona de esquí. La habíamos visitado muchas veces para practicar este deporte, pero una visita en verano te abre los ojos a una realidad diferente. Sus paisajes y gastronomía es digna de destacar. Por lo tanto recomendamos al 100% su visita como destino BBB (bueno, bonito y barato).

 

 

 

 

 

 

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.