Ludoteca Brilis

Brilis

Nada más reconfortante en una fría tarde de invierno que una buena bebida caliente en una cafetería. Si además tus peques pueden estar entretenidos mientras saboreas el momento, el disfrute es máximo.

Por tanto, todos aquellos que tenemos niños, encontramos en las ludotecas un lugar ideal donde protegernos de las gélidas y oscuras tardes de invierno.

En Valencia hay muchas y de algunas de ellas os he ido hablando en diferentes artículos. Hoy, hablaremos de la ludoteca Brilis, es una ludoteca un tanto singular, ya que además de las características básicas de cualquiera de ellas, se le suma la presencia de dos rocódromos para niños de diferentes edades.

Brilis
Mini rocódromo y piscina de bolas

Hay personas a las que quizás este hecho no les suponga nada especial, pero para nosotros significa mucho ya que nuestro peque mayor adora escalar, tanto que los ojos se le hicieron chiribitas cuando vio la preciosa pared de escalada que adorna el lugar.

Brilis
Rocódromo

Además del rocódromo dentro podemos encontrar una pista americana,  piscina de bolas para los más pequeños, así como una mini biblioteca con libros, colores y juguetes para los más pequeños.

Brilis
Tobogán
Brilis
Pista americana

Los más mayores tienen también la posibilidad de montar juegos de lego con piezas pequeñitas y de jugar a hacer sus propios graffitis con rotuladores gordos en las paredes habilitadas para tal fin. Esto hay que hacerlo bajo la supervisión de un adulto porque como os podéis imaginar pronto deja de hacerles gracia dibujar en la pared y buscan trasladar su arte a otras partes de la ludoteca, justo donde no se puede.

Brilis
Jugando con piezas de lego
Brilis
Pintando

A nivel de cafetería te ofrecen los servicios básicos, como refrescos, cervezas, zumos, además de pizzas, croquetas, bocadillos, arepas, sándwiches, tapas o tartas. Y como es de esperar en estos sitios también puedes celebrar allí el cumple de tus hijos.

Brilis
Carta de la cafetería

En cuanto a lo más negativo del sitio destacar que desde la zona de cafetería no hay visión directa de los niños. Además, no hay monitor en la sala, por lo que para velar por el propio bienestar de los niños tienes que estar constantemente asomándote, ya que unos están escalando, otros pasan por debajo de ellos, etc.,. Además es una zona donde aparcar es bastante complicado, por lo que tienes que recurrir al transporte público.

Si estos pequeños inconvenientes no te superan, te aconsejamos que la visites, ya que estamos seguros que tus peques se lo van a pasar en grande.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.