Museo minero de Escucha

De Molinos nos fuimos a Escucha, en un trayecto que nos costó unos 30 minutos. Queríamos visitar el Museo Minero del que nos habían hablado muy bien. Valió la pena y se lo recomendaríamos a cualquier persona. Es conveniente reservar con antelación, sobre todo si vas en un puente como fuimos nosotros, ya que muchas de las horas del día estaban reservadas. El seguro solo cubre la entrada de 23 personas y son muy tajantes con este tema.

Teruel con niños
Museo Minero Escucha

Teruel con niños

Tras abonar las entradas que habíamos reservado nos dirigimos a la tienda donde nos equiparon con los elementos de protección individual de un minero, según marca la normativa. Nos pusimos un casco con una linterna y nos dirigimos hacia unos carros de transporte de personal que bajaban por una pronunciada pendiente de 36 grados de inclinación a muy baja velocidad. La bajada, sin más luz que la que alumbraban nuestros cascos fue bastante divertida. Ya abajo, bien dirigidos por la guía, observamos los diferentes materiales y herramientas que se utilizaban en cada época, mientras nos cruzábamos con diferentes muñecos que recreaban las labores que se hacían en el pasado e incluso actualmente en las minas.

En uno de los puntos hay un tajo de carbón abierto al público, que nos da una idea de cómo se puede extraer este tipo de mineral.

Teruel con niños
Entrada a la mina
Teruel con niños
Vagonetas mineras

Durante todo el trayecto hay luz en la mina, por lo que las linternas permanecen apagadas, excepto la subida y bajada y un pequeño tramo donde, más por interactuar que por necesidad, con las luces apagadas avanzamos con la luz de la linterna de nuestro casco. Esta es una de las partes más atractivas para los niños que jugaban a encender y apagar estas linternas ajenos a las detalladas explicaciones de la guía. En la parte final, la recreación de una explosión controlada, con ruido y luz que simula un fuego, es también bastante llamativa para los más pequeños, aunque a veces alguno se pueda llevar un pequeño susto por el estruendo.

En la parte externa de la mina hay un interesante parque infantil, así como unas zonas verdes para picnic y descanso, mesa de ping pong, pista de mini golf y un restaurante, además de una tienda de recuerdos. También fuera hay una exposición de maquinaria antigua de minería con paneles explicativos sobre el funcionamiento que esta tenía.

Museo minero Escucha
Parque infantil en el exterior

Una opción, si tienes más días por la zona es subir al tren minero de Utrillas. No se enciende todos los días, así que es conveniente cerciorarse con antelación sobre qué días lo hace. Durante la semana que nosotros viajábamos no tuvimos esa suerte, así que no puedo hablaros sobre él, pero debe ser una opción bastante interesante.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.