Ruta Restaurante Pastoret a Cruz de Náquera (Circular 6 km) (Náquera)

Teníamos ganas de ruta, así que decidimos subir a la cruz de Náquera complementando la caminata con una comida en un buen restaurante de Náquera, así que decidimos dada la proximidad con el punto de partida y la buena fama que precede al restaurante Pastoret de Náquera, situar el punto de partida allí.

Vistas

Desde el restaurante El pastoret tenemos dos opciones:

A la opción más fácil y más corta (aproximadamente 4 km) se accede desde la parte baja del restaurante en dirección a la carretera. Nada más cruzar esta observamos una senda hacia arriba en la que se nos indica la distancia a la cruz desde ese camino. Esta ruta es de ida y vuelta. El camino es bastante fácil hasta la parte final de la ruta, en la que se complica un poco ya que el terreno es más rocoso y menos estable. No se puede subir con carro de bebé, pero tampoco representa ningún tipo de problema subir si quieres hacerlo con niños pequeños o incluso con un bebé en la mochila.

Y la opción más larga (aproximadamente 6 kms). Nosotros, como he dicho, teníamos ganas de caminar, así que situamos nuestro punto de partida un poco más arriba, justo en un camino que aparece antes de llegar a la rotonda y que se llama Camí del Salt. Por este camino subimos de manera tranquila hasta que giramos a la derecha al llegar arriba, para buscar el punto más alto del terreno y bajar luego hasta la Cruz, haciendo la vuelta por el camino que he descrito en la opción fácil. Siempre que las rutas nos ofrecen la posibilidad de hacerla circular solemos hacerlas así, pues es una forma de ver más cosas que si haces a la vuelta y además es más divertido.

Durante todo el camino no encuentras ninguna señal que te indique la dirección o el tiempo que queda para llegar a la Cruz. De hecho, si no hubiéramos llevado descargado el track de wikiloc , en algún momento habría pensado que nos habíamos perdido. 

Desde el comienzo de la ruta la subida es continuada y en algunos puntos incluso dificultosa, pues las piedras son un poco resbaladizas en algunos puntos, por lo que debimos extremar el cuidado. El recorrido, hasta la llegada a la parte más alta del mismo y posterior bajada a la Cruz presenta pocos alicientes para los niños. De hecho la ruta se les hizo un poco pesada.

Punto más alto

Por suerte, los bocadillos gigantes del Restaurante Pastoret nos esperaban para reponer fuerzas. Habíamos gastado mucha energía y tocaba recuperarla.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.