Un día en Santo Espíritu (Gilet)

Santo Espíritu

En el pueblo de Gilet encontramos el área recreativa de Santo Espíritu, un área donde se puede pasar un día tranquilo en familia rodeado de naturaleza. Este área tiene una capacidad para unas 500 personas.

A nuestra llegada encontramos un amplio aparcamiento para estacionar el vehículo. Cuando fuimos nosotros tuvimos que abonar 2,50 euros por dejar el vehículo.

Nada más bajar vemos un chiringuito en el que se ofrecen los productos típicos. Además, un pequeño cartel te informa de la venta de leña y hielo allí mismo.

Al lado del chiringuito se encuentran los aseos. Nosotros cuando fuimos no estaban abiertos. No tuvimos necesidad de usarlos, así que no sé si te dejarán la llave en el chiringuito o directamente no se puede acceder.

Llama la atención nada más llegar, la gran cantidad de mesas con sus respectivos bancos que hay (65 en total), lo que hace muy difícil que llegues y te quedes sin sitio. Eso sí, hay una zona de bancos cerca del parque infantil que te permite comer tranquilo viendo jugar a los niños. Está en la zona de arriba, muy fácilmente visible.

En la parte superior e inferior hay dos zonas de barbacoas. Hay épocas del año, cuando hace mucho calor y hay peligro de incendio, que están cerradas. Cuando fuimos nosotros, había mucha gente cocinando allí. ¡Olía de maravilla! Allí mismo hay puntos de agua.

Desde allí mismo, a escasos metros se encuentra el monasterio de Santo Espíritu. Actualmente se ha instalado un museo con obras y documentos interesantes, aunque hay que señalar que fundamentalmente, es hoy en día un lugar de esparcimiento y descanso.

Un poquito más arriba hay más mesas para comer, además de un pequeño camino sin asfaltar que te permite hacer un poco de senderismo. Si quieres realizar alguna ruta, debéis saber que es una zona de rutas preciosas pero generalmente de subida, por lo que hay que ir bien preparado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.