Restaurante Hotel del Juguete (Ibi)

Seguro que si eres uno de esos padres a la búsqueda de lugares que puedan deslumbrar a vuestros pequeños, os habréis fijado en el Hotel del Juguete de Ibi. Tras unos cuantos años intentando ir a la “caza” de la oferta que nos permitiera sortear los elevados precios del mismo para pasar allí alguna noche, nos hemos dado por vencidos. Hemos buscado entre semana, en fin de semana de los meses menos turísticos, en las “ofertas” con ¿niños gratis?, pero ha sido imposible encontrar un buen precio.

Hotel del juguete

Además, considerando que la mayoría de habitaciones están decoradas con juguetes de hace ya años, y que las más actuales son las más demandadas y caras, decidimos visitar el hotel, pues teníamos muchas ganas, pero solo hacerlo para comer en el restaurante y no para dormir allí.

Hotel del juguete

Antes de acceder al Hotel visitamos el Museo del Juguete, ubicado también en la localidad de Ibi. A la salida del mismo nos dirigimos andando hacia el restaurante, ubicado a pocos metros del museo.

Nosotros hicimos la reserva de la mesa con días de antelación. Es necesario hacerla con antelación si vas en fin de semana, pues como hemos dicho es un hotel bastante demandado. Actualmente la reserva únicamente puede hacerse telefónicamente, no por web, siendo imposible hasta la fecha acceder a los menús o carta del restaurante a través de la red. Nosotros llamamos a mitad de la semana anterior y nos ofrecieron dos horarios: 13:30 o 14:45, decantándonos por el primero.

A nuestra llegada encontramos la recepción del hotel y nada más entrar estaba el restaurante. Nos llamó la atención lo perfectamente decorado que estaba todo, lleno de juguetes y muñecos del agrado de los niños. Además, la recepción estaba llena de juegos de mesa que se prestaban a los niños de manera gratuita para que pudieran jugar durante la comida. Además, había muchos folletos que ofertaban actividades para niños cerca de la zona y también una pequeña pizarra con las actividades programadas para la tarde.

Planing de la tarde
Planing de la tarde

También había algún guiño a la Navidad, con algunos detalles decorativos que dejaban adivinar la pronta llegada de los Reyes Magos.

Nos sentaron en la mesa observando que todo el local continuaba perfectamente decorado. Ya solo por verlo había valido la pena la visita. Desde las mesa, se podían observar unas pantallas de televisión que ofrecían imágenes de la ludoteca. Fue curioso durante la comida ver cómo nuestros peques se lo pasaban bomba sin nuestra presencia.

El restaurante ofrecía para comer un menú arrocero para adultos y uno infantil para niños.

En el piso inferior, al que se accedía a través de unas escaleras que había en medio del restaurante, estaba la ludoteca. Estaba llena de juguetes y tenía un futbolín para el disfrute de los niños. De ella destacaría además su limpieza y la presencia continua de un monitor para el cuidado y animación de los pequeños. El horario de esta era de 13:30 a 17:30, tiempo que cubría todo el tiempo que los padres quisieran pasar durante la sobremesa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.